viernes, 26 de diciembre de 2008

lunes, 22 de diciembre de 2008

LA NO NOTICIA DE LA INTEGRACION LABORAL DEL SD


Hay noticias, que tarde o temprano tendrán que dejar de serlo, y esto ocurrirá porque ya no despierten ningún interés. Este enlace http://www.eldiariomontanes.es/20081214/cantabria/jovenes-reinsertados-mundo-laboral-20081214.html nos cuenta la rutina de dos jóvenes con SD en sus puestos de trabajo. Lo que debería ser algo normal, se convierte en titular. Cuando historias maravillosas como la reflejada no aparezcan en los periódicos, sera porque habrá existido una autentica revolución en nuestra sociedad. Que por fin lo diferente es plenamente aceptado, que se respeta al individuo, que la diversidad existe, independientemente de su capacidad o rasgos físicos.

También tiene que cambiar el planteamiento y lenguaje en estas noticias. Expresiones como "trabajan como uno mas", no deberían aparecer, porque es que deben de ser uno mas en su centro laboral. O esas frases condescendientes. "me tratan muy bien" "son muy buenos conmigo". Reflejan comportamientos, seguro que fruto del desconocimiento del SD y sus capacidades, que aunque con buena intención, no son naturales. No son mascotas, ni necesitan que se les pase la mano por el lomo, deben de ser compañeros de trabajo, y como tal hay que tratar a estos jóvenes, con respeto y valorando su esfuerzo por supuesto, pero sin exageraciones. Esto, quiero imaginar, se conseguirá con el tiempo. Caminante, no hay camino, se hace camino al andar...

Ojala dentro de unos años, sea mi hija pequeña la que todos los días tenga que madrugar para ir a trabajar, y que nadie mire este hecho como algo excepcional. Estaré deseando que llegue ese momento. Me llenara de orgullo, como seguro que les ocurre a muchos padres, que ya viven estos logros tan importantes.


video

sábado, 20 de diciembre de 2008

DECLARACIONES DE UNA MAMA DE NIÑO CON SD

Muchas papas diriamos lo mismo que esta mama de niño con Síndrome de Down, Ana Diaz Puig.
Sus declaraciones en ese acto, independientemente de compartir o no posturas políticas, sociales etc, piden una sola cosa: acercate, descubre este mundo, conoce a estas personas, que son iguales que tu futura mama, informate, da la oportunidad de demostrar.
Es lo único que "te exigimos", antes de tomar una decisión irreparable y tremendamente costosa para todos. ¿Tan difícil es?.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿NOS PRESENTAN EXPECTATIVAS NO REALES?

Portada

El mensaje que aparece abajo, lo puse ayer en el foro de down21.org.

Leer las respuestas. Además de estar escritas por profesionales, alguno es padre de personas con Sd.

En ellas esta la clave. Eso si, te pone (por lo menos a mi), un poquito los pies en la tierra.


Fecha:
17/12/2008 a las 19:17
Tema:
¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?

MENSAJE:
Hola, hoy hemos tenido una reunión tanto con el fisio como terapeuta para valorar los avances de Teresa. Conclusión: su situación física es un freno para sus avances. Ella quiere hacer muchas cosas, pero su cuerpo pues no responde adecuadamente. Lo bueno es que esto se soluciona con trabajo y trabajo. Ira mas lenta, pero lo ira consiguiendo. Una de cal y otra de arena.
Yo les preguntaba que tenia que hacer para que mi hija fuera un Pablo Pineda en niña. Puede parecer una tontería. Pero es lo que todos queremos ¿no?.
Me han hablado muy claro. Estos anuncios a veces hacen mas daño que beneficio a los papas de niños con SD, porque nos presentan unos casos que parecen habituales, y no lo son. Que el anuncio de Cajamadrid, esta muy bien, pero para nada refleja la realidad. Me comentaban que a los papas de niños con SD se nos pone unas expectativas de casi normalidad, que luego la realidad se encarga de rebajar. ¿Esto es así?.


RESPUESTAS A LA PREGUNTA:

#5437
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
por Jesús Flórez (17/Diciembre/2008)

Estimada Mercedes:
Por desgracia es así.
Nos ponen o nos ponemos expectativas tan altas y fuera de la realidad, que terminamos por hacer sufrir a nuestros hijos y por sufrir nosotros mismos.
Trabajar sin desfallecimiento pero con realismo es la solución. A sabiendas de que cada vez conseguimos más, pero paso a paso.
Hay un principio descrito en el síndrome de Down: el principio de Dennis; se parece al famoso de Peter. Y consiste en situar a nuestros hijos en un puesto que rebasa sus capacidades reales. ¿Quiénes son los hijos que más sufren? Aquellos cuyos padres les sobreexigen para que alcancen ese modelo que nos han puesto, y aquellos cuyos padres no confían en ellos, carecen de objetivo y no se esfuerzan.Como ve, es preciso un punto de equilibrio.
Y es que nuestro objeytivo como padres no es que nuestro hijo haga una carrera o brille de manera... que se ael mejor. Nuestro objetivo real es que nuestro hijo sea feliz, es decir, encaje bien, tenga estima de sí mismo, trabaje, sea útil, tenga buenas relaciones, desarrolle sus habilidades sociales... Todo ajustado a sus reales capacidades. Todo un programa, créame, enormemente atractivo, apasionante.
Olvidémonos de los Pablo Pineda; hay cientos de jóvenes y adultos con síndrome de Down no menos felices que él, que llevan una vida plena, aunque no hayan cursado una carrera.
Le deseo mucho ánimo.Jesús Flórez


#5433
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Emilio Ruiz (18 /diciembre/2008)

Estimada Mercedes:
Es inevitable que cuando uno recibe la noticia de que su hijo tiene síndrome de Down tenga la tentación de pensar que va a hacer de él el mejor síndrome de Down del mundo.
Desafortunadamente, cuando eso se plantea así, hay muchas probabilidades, muchísimas, de que se fracase, ya que el mejor solamente es uno.
Pablo Pineda ha hecho mucho bien en el mundo del síndrome de Down al mostrar a la sociedad que las posibilidades de las personas con síndrome de Down son enormemente mayores de las que en un principio se pensaban.
Pero también ha creado expectativas en muchos padres que son irreales, y por tanto, arrastran con mucha probabilidad al fracaso y a la frustración.
Si un padre cuyo hijo juega al fútbol le dice y le hace creer que llegará a jugar en el Real Madrid o en el Barcelona y lucha día a día para que lo consiga, tiene infinitas probabilidades de fracasar y de frustrarse, tanto él como su hijo. Y es que solamente uno de cada millón de niños que juegan al fútbol en un equipo en este país llega a jugar en esos equipos grandes. Lo mismo pasa con la expectativa de intentar que cada niño con síndrome de Down llegue a la Universidad.
Solamente uno de cada millón lo puede hacer, y eso hace que 999.999 obligatoriamente fracasen.
De todos modos, según las últimas estadísticas, algo más del 20 por ciento de los españoles tiene un título universitario, lo que significa que 8 de cada 10 no tienen título, por lo que no parece que sea una meta obligatoria, ni siquiera para quienes no tienen síndrome de Down.
La mayoría de los padres sí puede aspirar, como dice el doctor Flórez, a que sus hijos tengan una vida normal, convivan con la familia como uno más, vayan a la escuela ordinaria, compartan su tiempo de ocio en entornos normalizados, tengan un puesto de trabajo, participen en la sociedad como un ciudadano más y sean felices.
Eso sí puede lograrlo la mayoría, y esa es la meta hacia la que deberíamos dirigir los esfuerzos. Esa es una expectativa de “normalidad” hacia la que sí se puede aspirar y que tiene muchas más probabilidades de éxito.
Un afectuoso saludo



#5432
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
por Luis Bulit Goñi (18/Diciembre/2008)
Querida Mercedes
Excelente tema.
Excelentes las respuestas de Emilio y Jesús.
¿Cuántas veces nos pasa lo mismo con nuestros "otros" hijos... los que no tienen síndrome de Down?
Recuerdo el libro de don jesús, la nueva dimensión, en la que reflexiona sobre esa conocida frase nuestras, de los papás, que decimos que "sólo queremos que nuestro hijo sea feliz" y lo mucho o poco que pue implicar esa afirmación...Buscar el equilibrio nunca es facil.
Si es apasionante, como lo dice don jesús en su respuesta a tu correo. Equilibrio para no exigirlos más allá de sus reales posibilidades. Equilibrio para no caer en la tentación de dejarlos hacer lo que quieran. Equilibrio para no rendirnos cuando sabemos que él puede alcanzar un escalón más alto y lo acompañamos en la tarea con alegría y paciencia...
En fin... Estios ejemplos, como el de pablo, pueden servir para el gran público que piensa que nuestros hijos no sirven para nada, pero a la par hemos de enviar el mensaje que apún los que no lleguen a tales niveles, tienen muchísimo para dar y hacer y que también es valiosio.Claro, en esta sociedad existista esto no es simple... pero hemos de intentarlo, tanto en casa como en la sociedad.
BesosLuis


#5431
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?

En APANID que es el centro al que va Teresa a su estimulacion, me decian que los padres de niños con SD somos los "peores", porque a veces somos los que tenemos peor conformar. O que no nos conformamos con nada.Queremos mas, mas y mas, y aunque siempre es sano es querer mejorar, pues que no valoramos a lo mejor tanto los progresos que si nuestro hijo fuera paralitico cerebral por ejemplo.Nos ponemos metas mas rapidas, porque sabemos que tarde o temprano va a conseguirlas: andar, hablar, leer, etc. Cosas que en otras discapacidades a lo mejor no son posibles.Por eso, en el fondo ¿es publicidad engañosa lo que sale por la tele?.




#5428
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Chus

¿Alguno de nosotros ha conseguido un premio Nobel, un premio Príncipe de Asturias?Seguramente la inmensa mayoría no.
El hecho de que nosotros no lo consigamos no quiere decir que no admiremos, incluso necesitemos de quienes sí lo consiguen.
¿Alguno de nosotros tiene como objetivo en la vida conseguir un Premio Nobel o un Príncipe de Asturias?Seguramente la inmensa mayoría no.Bueno, pues para mí Pablo Pineda es el Premio Nobel o Príncipe de Asturias del Síndrome de Down.Es decir, el premio en sí no es malo, Pablo Pineda es magnífico.Lo que ya no es tan bueno es que haya alguien que quiera conseguir lo mismo, sin tener en cuenta todos sus aspectos vitales: capacidad, oportunidad, etc.
Pero entonces el problema radica en aquéllos que no tienen la sensatez de discernir las dos situaciones.
En los anuncios sale Nadal y no el décimo en la clasificación, pues aquí igual.
Pero si seguimos con ejemplos, también podría ser dañino si nos fijamos en la cantidad de jóvenes que han conseguido una autonomía personal y que han conseguido un trabajo y que eso puede llegar a frustrar a los padres que sus hijos s.d. no saben leer ni escribir.
¿Dónde está el límite de la ejemplaridad?Pues en la conciencia de cada uno consigo mismo. Y esta conciencia se adquiere con el trabajo diario, quienes quieren milagros, es decir resultandos sin esfuerzo, sulen ser los se miran en los ejemplos, en lugar de en sus pasos conseguidos.
Olvidamos que porque nuestros hijos todos ellos son s.d. nos creemos que son iguales, lo que equivale a decir que si yo tuviera un hijo sin s.d. sería igual al resto de hijos del mundo. Y no es así.Es decir, el s.d. es una parte, pero no es el todo, para que sea determinante el logro vital de una persona. Depende de sus circunstancias de nacimiento (aparte la trisomía), de su salud, de su ambiente familiar, social, educativo; de las oportunidades que se le brienden.
No nos olvidemos, las personas somos genotipo y fenotipo.
Por lo tanto Mercedes, sugiero se cambie la pregunta:¿ME PONGO DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
Yo personalmente sí siento admiración por Pablo Pineda, no es porque sea famoso, tenga dos carreras, haga un anuncio publicitario... sino porque cuando le he visto en reportajes me ha producido admiración su capacidad de razonar, y por su puesto ese logro le querría para mi hija, y por conseguir ese objetivo (y no el clon de Pablo) cada día hago los deberes con ella, leemos juntas, bailamos juntas, acude a natación, a baile, acude a logopedia, juega con sus amigas, acude al colegio, vamos al cine, vamos al teatro... es decir en mi mano está ofrecerla oportunidades, está trabajar con ella... y si lo consigue ella y todos los que la queremos seremos inmensamente felices, pero si no lo consigue o lo hace en menor nivel, seguirá siendo nuestra princesa y valoraremos su esfuerzo por ser quien es.


#5403
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? creado por Saro

Gracias, Mercedes, por haber provocado este diálogo tan apasionante.Gracias a ti y a todos los que han contribuido al mismo.Me parece que esta tertulia es una más de las maravillosas oportunidades que nos regala este increíble portal.Un abrazo a todos. Feliz Navidad.Saro
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Saro


#5405
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Mercedes

Los dos articulos a los que hace referencia, no solo han sido interesantisimos, es que nos han parecido muy esclarecedores de lo que tenemos entre manos.
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Mercedes ()


#5411
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Jesus Florez

Ya que Chus ha terciado en esta tertulia iniciada por Mercedes, les animo a ver el último acontecimiento de su hija Irene en la siguiente página:
www.downcantabria.com/revistapdf/99/179-180.pdfY una vez que la lean, pueden conocerla en www.nortecastilla.es/20081214/segovia/pr...ncurso-20081214.htmlUn cordial saludo.Jesús Flórez
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Jesús Flórez ()


#5413
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Jesus Florez

Querida Mercedes:Le hemos llenado de opiniones, ideas, principios... a lo mejor ha sido como una ducha de agua fría inesperada. Usted es muy inteligente y seguramente todo ello le hará reflexionar.
Su experiencia con el mundo del síndrome de Down es reciente, y es lógico que no alcance toda la perspectiva adecuada. Aquí se ha dicho muy bien por unos y por otros: todos somos diferentes.
Aparentemente todos nuestros hijos reciben las mismas oportunidades y sin embargo su alcance es distinto: su biología es diferente, sus genes son dieferentes, sus motivaciones y ganas son diferentes.
Pues toda esa variedad y más se da en las personas con síndrome de Down.Lo cual quiere decir que ponemos todo de nuestra parte (sin volvernos locos y neuróticos), aprovechamos las oportunidades, hacemos lo que podemos, y dejamos que el hijo avance y progrese.Pero es que eso, que parece fácil o sencillo, no lo es.
Nos exige estar alertas, conocer, estudiar, intentar, en definitiva, saber. Con equilibrio y sentido común, pero vigilantes. Medios hoy día no faltan con la cantidad de libros, revistas, conferencias, jornadas, cursos... y hasta portales de internet! A las páginas que antes le he recomendado, y en atención a la edad de su hija, me parecen excelentes los dos artículos profesionales de Sue Buckley que han salido en noviembre y diciembre de la revista virtual de Canal Down21.
Ofrece una visión longitudinal magnífica desde su excelente experiencia, que le puede orientar muy bien.
Mucho ánimo.
Un saludo muy cordial.
Jesús Flórez

#5419
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Mercedes

No me pongo la universidad como meta, porque no se la pongo a mis otras hijas.Pero entiendo que ellas tendran mas recursos, y veo a ese chico tan estupendo, y otros mas y pregunto: ¿que tengo que hacer?, que no sea porque lo he intentado. La universidad es algo secundario. Si para mi fue un triunfo que mi hija mayor aprobara la ESO sin repetir ningun curso.Pero lo veo tan dialogante, tan razonable, que digo, que no sea por nosotros. Claro, es lo excepcional.Seguramente yo pensaba que era mas facil.
Mercedes ()


#5422
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Patricia

Primero déjame adherirme a todo lo ya contestado, pues estoy en un todo de acuerdo.
Por otro lado si nos ponen demasiadas expectativas, pues yo diría que es muy relativo y por suerte te las han puesto, en mi humilde opinión.
Paso a explicarte mi primera hija cuenta hoy ya con 25 años y portadora de S.D. mi segundo hijo es "convencional" si es que te gusta el termino y tiene 24 y el último 22 años ya.
Cuando ella nació pues no le colocaron ninguna expectativa, además de su patología asociada - es disminuída visual - más otras cosillas que gracias a la cartilla le fueron apareciendo en el camino, me olvidaba de su operación del corazón cuando no tenía todavía tres años de una comunicación interventricular.
Preguntarás porqué esperaron tanto, es muy simple, cuando entre mi marido y yo presionamos al cardiólogo para ver qué teníamos que hacer, pues era totalmente asintomática, él simplemente contestó: por supuesto que hay que operarla, pero mejor porqué no esperan a que muera, total "para qué".
Por supuesto jamás volvimos a tratarla con él, pero este señor sigue atendiendo y ni siquiera tiene expectativas, o si te gusta sus expectativas pasan por otro lado.
Ahora yendo al punto de que si pretenden un Pablo Pineda. Como bien ya lo han dicho uno pone todas las expectativas bien altas en nuestros hijos, yo las he puesto en los tres. Es más también colocamos nuestras frustraciones, aquello que no pudimos pero queríamos y se las pasamos a ellos como si viniesen a esta vida para cumplirlas a rajatabla,para dejarnos "supuestamente" felices".
Hace unos cuantos años ya intervine en este mismo foro y casi el mismo tema y fue cuando Pablo Pineda había terminado su carrera universitaria. Pues lamentablemente nuestros hijos no vienen a esta vida para eso ni mucho menos, aunque como aprender a ser padre se aprende siéndolo, nos damos cuenta algunos antes que otros y otros nunca.
Sigamos conversando sobre lo que nos convoca, nuestros hijos van a ser aquello que ellos quieran y los haga felices y nosotros trataremos de ser su referente, su guía. Yo he llorado una y mil veces por todo lo que no pudo mi hija con S.D. y ahora sé que no podrá jamás, por sus patologías asociadas, pero que hubiese sucedido si al nacer yo no hubiese pensado "qué tiene ella de diferente a las otras personas con S.D." y muy omnipotente en ese momento me contesté "pués me tiene a mí", qué hubiese sucedido si frente a toda su problemática, me hubiese quedado con las barbaridades que me decian, o sea puse "demasiadas expectativas", entonces ahora aunque me cueste mucho dolor, debo reconocer, que hubiese sido de ella si el horizonte no lo hubiésemos colocado bien alto, con el tiempo su problemática y ella misma nos marcó el camino.
Lo mismo con los otros dos, en esta sociedad esteticista, marketinera, donde se maneja el poder por el poder mismo, la única reflexión a la que llegué últimamente, es que veo que son buenas personas, con educación en valores, que uno sabe lo que quiere (o así lo cree), el otro todavía no, pero siguen siendo mis tres amados hijos y no han cumplido con ninguno de mis sueños, pequeñitos o no, porque son definitivamente o orgullosamente ELLOS y simplemente espero que cuando me vaya piensen bien de la "Vieja" y me recuerden con amor, se rían de las cosas con las que nos divertíamos y ya que se aproximan las fiestas, levanten una copa siempre y por un segundo brinden por mi (para sus adentros) y luego se diviertan, eso sí los tres juntos, ya otra flia. incluída, pero a lo loco, a carcajadas, porque así me divierto yo, y entonces como dice el dicho, solo muere aquel que es olvidado.
Patricia

domingo, 14 de diciembre de 2008

SI TE OFRECEN CAMBIAR LA DISCAPACIDAD DE TU HIJO ¿QUE HARIAS?

Hola amigos, navegando por la red encontré hace unos días en un foro, un post, con un título interesante y hasta inquietante.

La pregunta decía algo así: si tuvierais la oportunidad de hacer desaparecer la discapacidad de vuestro hijo/a, ¿lo harías?.

Imaginar por un momento, que a nosotros, padres de niños con dificultades, se nos ofrece la posibilidad de que al día siguiente, al levantarnos nuestro hijo pueda ser perfectamente "normal".

 Ha desaparecido por arte de magia su Síndrome de Down o la discapacidad que tenga. Si queremos que así sea, solo tenemos que formular el deseo y este se cumplirá. Puedo imaginar, a lo mejor erróneamente, que en el caso de dificultades físicas, la situación puede ser diferente. No lo se. ¿Preferirías seguir con el niño o adulto que conocéis, o que vuestro hijo/a no tuviera ninguna dificultad?.

Yo he tenido que pensar mi respuesta, ¿elegiría hacer desaparecer el SD de Teresa?. ¿Preferiría que mi hija fuera una niña sin ningún tipo de discapacidad?. Si esta oferta me la hacen unos días después de su nacimiento, seguro que hubiera contestado que si, que quiero una niña "normal", pero ahora pasado el tiempo, me quedo como estoy, porque ya no seria Teresa, y entre sus particularidades que la hacen única e irrepetible se incluye tener SD. Seria una hija completamente distinta. Se que me ahorraría mucho trabajo, complicaciones y quebraderos de cabeza, pero me perdería momentos y vivencias maravillosas, que solo puedo disfrutar gracias a ella.

¿Puede parecer cruel mi postura?. No creo que sea así, pero yo acepto a mis hijas tal y como han venido al mundo. Es este mundo duro e inflexible, que quiere continuamente imponer sus moldes y estereotipos de ¿perfección?. Si Teresa cambia, ya no seria mi sexta hija. Opino que el hijo perfecto no existe, y todos tienen sus limitaciones y sus capacidades. Puestos a pedir, rogaría que mi hija mayor creciera varios años de golpe y así ahorrarme el final de su adolescencia, que esa si es una etapa de constantes preocupaciones.

¿Que decidiríais vosotros? ¿que elegirías?, pero con la mano en el corazón. Yo lo único que pediria es que mis hijas no sufran mas de lo necesario, pero ninguna, no solo mi chica con SD. Y también que esta sociedad deje de ser tan hipócrita con el que tiene alguna dificultad. Todo son buenas palabras cara a la galería, pero la realidad, es que es mas fácil ignorar y apartar, no sea que se contagie.

martes, 9 de diciembre de 2008

¡¡¡NOS SENTAMOS SOLITA Y SIN AYUDA!!!


Estamos viviendo otro día maravilloso, ¡Teresa se mantiene sentada solita! si, como os lo cuento. Llevaba unos días haciendo muchos esfuerzos con su pequeño cuerpecito, intentándolo incansablemente, pero es que hoy ha sido como cuando aprendes a montar en bicicleta, ya no se te olvida. A veces todavía se ladea hacia los lados, pero mi campeona hace mucha fuerza para mantenerse e incorporarse sin nuestra ayuda. Solo tiene que perfeccionar la técnica.

Llevamos todo el día Luis y yo mirándola, y llamándonos el uno al otro, para recrearnos y felicitarnos. Si alguien nos viera, pensaría que tampoco es para tanto, pero amigos, claro que lo es. Es un salto enorme. Otra prueba superada.
Mi chica con SD no solo va a caminar dentro de nada, es que no la va a detener nadie, porque todo llega, y se disfruta mucho mas. Hace un mes nos lamentábamos de su debilidad, y nos preguntábamos si caminaría algún día, y hoy ya veis.

lunes, 8 de diciembre de 2008

NAVIDAD Y PADRES "ESPECIALES"



Ya estamos a las puertas de la Navidad. Tenemos el árbol, el Portal de Belén montado, cintas por toda la casa, y muchas, muchas luces. Tantas que parece una discoteca.
Ya hemos escrito la carta a los Reyes Magos, porque queremos ser los primeros, y que no falten nuestros regalos. ¿Que nos hemos pedido?, pues muchas cosas, Raquel, por ejemplo, se lo pide todo.
Esta sera nuestra segunda Navidad con Teresa. El año pasado, todavía nos faltaba un poco el aliento y estábamos haciéndonos a la idea. Además por estas fechas, nuestra chica con SD se encontraba ingresada en el hospital. Ahora, todo es totalmente diferente. Esperamos con ilusión el nacimiento de una nueva hermana, Teresa progresa satisfactoriamente, y hay salud y energía para afrontar el día a día.
Cambiando un poco de tema, he descubierto en Down21, una nueva web sobre niños con dificultades :
http://www.padresespeciales.com/.
Ya he comentado en alguna ocasión, que no estoy muy de acuerdo con el planteamiento de que "Dios da hijos especiales a padres especiales", porque eso me parecería una jugarreta del destino. Nos hacemos no especiales, pero si unos luchadores natos a base de pelear, muy duramente en algunas ocasiones. Pero os dejo el enlace, porque siempre viene bien conocer a gente en nuestra misma situación e intercambiar puntos de vista. Creo que nuestros hijos no son angelitos ni regalitos bendecidos, ni perfectas mascotas, nada de eso, son algo tan simple como nuestros hijos. Y no podemos olvidar que el día de mañana serán personas adultas, nada de eternos niños. Maravillosos, eso si. Y nos dan unas satisfacciones tremendas, también. Y a larga, si que es verdad, convierten nuestra vida en diferente.
Pero una cosa esta clara, especiales o no especiales, la Navidad esta llegando y nos tocara sufrirla y también disfrutarla a todos los padres, independientemente de que su hijo tenga mas o menos problemas.



jueves, 4 de diciembre de 2008

CAPACES, EN EL PUNTO DE MIRA

Son unos vídeos sobre el dia a dia de las personas con Síndrome de Down. Hay varias entradas en You Tube. Reportajes que hay que mirar con tiempo (no os perdais el nº 4). Son muy interesantes y te ofrecen una visión de los adultos con SD muy positiva para ellos, esclarecedora, pero tambien dura. La realidad de esta sociedad se impone en muchos casos.


lunes, 1 de diciembre de 2008

NOTICIAS ESTUPENDAS, ESTUPENDAS NOTICIAS


Hoy hemos estado en el hospital, para un control del peso de Teresa, y recoger unos análisis de sangre, que han sido correctos. La bascula marcaba 6.430 gramos. Ha ganado en solo 20 días medio kilo, esto es un triunfo. Que contenta estoy. Parece que estamos empezando a ganar la batalla a la balanza. Llevamos varios días notándola mas vital, graciosa, rápida y con mas fuerza en sus movimientos.
Ahora hay que evitar en la medida de lo posible catarros e infecciones respiratorias, y dentro de poco este divino cuerpecito que se bambolea a veces como una hoja, empezara a ponerse tieso como un junco.

Esta es la parte maravillosa de ser mama de una niña con mas dificultades. Cuando todo son buenas noticias, y por fin se empieza a ver el resultado de nuestros esfuerzos. Para cualquiera que no se encuentre en nuestra misma situación, puede parecerle una tontería que nos pongamos tan alegres por un gramo mas o un gramo menos, pero es que realmente es estupendo.

Hoy ha sido un día 10. En el hospital todo el mundo se paraba para decir cosas a Teresa. Ya se que la gente cuando ve un niño con SD, quiere ser mas agradable, y les dice cositas, que seguro que no haría con otros niños, pero creo que es con la mejor intención, además es que estaba para comérsela a besos.