jueves, 15 de noviembre de 2012

NUNCA SE DEJA DE TRABAJAR

El dejar de acudir a determinadas terapias, no significa que hayamos dejado de ser conscientes de las dificultades de nuestra hija, solo que queremos que todos los apoyos que sean necesarios también sean compatibles con la vida del resto de la familia. Al final, el correr de un lado para otro conlleva un stress que no es beneficioso para nadie.

Desde que tomamos esa decision,  todos estamos mas tranquilos y centrados  La profesora de nuestra chica con SD, Azucena no es de la misma opinión  Cree que las sesiones debe de prevalecer sobre lo demás.  Pero ahora somos nosotros, los papas, los que tomamos las decisiones. Valoramos, sopesamos, pero la ultima palabra es nuestra.

Aun así Teresa no se ha quedado de brazos cruzados y ha iniciado en un centro de logopedia 60 sesiones que sabemos que son muy necesarias para su desarrollo. El horario (los viernes) y la hora (después del colegio), hacen que esta nueva "obligación" se pueda conciliar con el resto de las hermanas.

Coincide con un grupo de 3 niños con SD y de su misma edad: Pablo, Jorge y Sofía. Y ellos también representan la diferencia de criterio respecto a la formación de nuestros pequeños: unos va a educación especial y otros a educación de integración (otra expresión que odio).

Por tanto, nunca dejamos de tener actividades extras para nuestros pequeños, lo importante es que estas no supongan una locura para la organización familiar y no interfieran en el cuidado del resto de los hermanos, muchas veces los grandes olvidados.




Damos la bienvenida a Hugo, el nuevo primo hermano de Teresa, que nació el 13 de Noviembre, casualmente el mismo día que su hermano Iker. La protagonista de este diario siente un cariño especial por los bebes y esta encantada con este nuevo niño que cuidar.

Y también nos alegramos que otra primita llamada Sara ( de solo 4 meses) haya salido del hospital donde ha estado ingresada con una bronquilitis, que ya sabemos muchos papas de niños con SD lo pesadas que son. 

5 comentarios:

Amaya dijo...

me parece genial que penseis en los demas de la familia, seguro que os va ha venir muy bien el estar mas tranquilos, algunas veces nos obsesionamos con nuestros hijos con s.d. y olvidamos a los demas. me parece genial
besos

Fanny dijo...

Yo tambien he tomado una decision parecida, el abandono de mis hijos mayores ya me estaba pasando factura, estàn en la adolescencia y me necesitan tanto como mi pequeña, lo pensè mucho, tomè la decisiòn con miedo, pero ahora TODOS estamos mejor, la integraciòn llegò a mi hogar....paradojicamente.

Anónimo dijo...

Nos obsesionamos con las terapias y apoyos y al final los perjudicados son todos.
Nosotros creo que también vamos a decir basta.

Memé dijo...

Qué bonita la frase de que "un niño con Síndrome de Down sólo da un disgusto en su vida:el diagnóstico", es precioso, y además, cierto.Un saludo!!

Anónimo dijo...

Porque hay que seguir todo lo pre establecido, lo mas importante es que la familia se encuentre bien, centrada, relajada, y vosotros mejor que nadie sabeis lo que le estais dando a Teresa que pasais la mayor parte del tiempo con ella. Mejor terapia que esa familia numerosa no hay ninguna!!!!!!!