sábado, 22 de agosto de 2015

DENTRO DE NADA A POR SEGUNDO



Teresa ha disfrutado del verano. Ha hecho amigos, se ha bañado como si se fuera a acabar el mar o desaparecieran las piscinas. Se va haciendo mas mayor y ella es consciente que cada día es un poquito mas gande como nos recuerda a cada momento.


Pasamos este verano en familia (han faltado Carmen y Mabel) y casualidades en la misma urbanización había un niño con síndrome de down.Una monada rubia, bonita de 2 años, valiente y seguro de si mismo. Un beso a sus papas que a pesar de su juventud hablan con una seguridad que a mi me admira. Ojala fuera yo menos dubitativa respecto a nuestra chica con síndrome de down.

La meta ha sido por enésima vez el control de esfinteres y aunque no se ha conseguido plenamente, si hay mejoras sustanciales. Teresa, que en cambio controla por la noche,  acude sola nada mas levantarse al wc para hacer pis (antes teníamos que llevarla). Respecto a las heces, vamos cogiendo las horas y ha habido muchos días que no hace falta cambiarla la braguita-pañal, pero no lo pide, aunque es plenamente consciente de que hace una deposición. Yo empiezo a pensar que respecto a esto ultimo es vaguería, el no apetecerla quedarse en el baño sola.

Comenzamos en breve el 2º de Primaria. Seguimos en  colegio ordinario y confiamos que con una adaptación curricular que la haga ser mas exigente consigo misma. No sabemos aun quien sera su profesora, ni que apoyos tendrá, pero confiamos que los necesarios. Yo, sinceramente, me noto cansada de pedir.

1 comentario:

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Mucho ánimo!!
Teresa también es preciosa!!
Y no dejes de pedir!! Aunque canse!! Si tú no lo haces, nadie lo hará por Teresa!!
¿No hay alguna forma de hacer algo conjunto como parte de una asociación?

Saludos