viernes, 12 de diciembre de 2014

¿POR QUE NO CONTE TODO ESTO HACE UNOS MINUTOS?



No es la primera vez que ocurre y eso no me hace sentirme precisamente mejor.

Ayer por la noche volviendo a casa tuve que parar y comprar los últimos encargos del día. Recibo la enésima llamada de teléfono. Con mucha frecuencia las conversaciones acaban así: "se va a poner Teresa y ya cuelgas". Sabía lo que me iba a decir nuestra pequeña: ¿donde estas?, ven ya y  ven deprisa.

En frente la dependienta mirándome y nuestra chica con síndrome de down comienza a hablar. La señora me pregunta que la pasa, porque parece que esta llorando. Me lo dice con cara de horror. En ese momento debería de haberla explicado que no lloraba. Tenía que haberla contado que la voz de Teresa es muy ronca y que por teléfono no se la comprende prácticamente nada. Solo la entiendo yo. Pero no lo he hecho. Me he callado dando una excusa que ni yo misma recuerdo. 

Me siento incomoda. Y con esta sensación conduzco los 30 km que me faltan para llegar. Porque ha habido un instante en la tienda que pensé en contestar a la pregunta de si estaba llorando. En aclararla que esa niña maravillosa que me gritaba por teléfono tiene síndrome de down y habla con dificultad, por eso la rareza de sus sonidos, pero enseguida otra voz interior me dijo "pasa, ¿para que?, ¿para comenzar con lo de siempre?, que ahora van hasta a la universidad". Entonces ¿por que me da la impresión de que no he hecho lo correcto?.

Al llegar por fin, se lo que va a ocurrir. Al abrir la puerta aparecerá Teresa corriendo con sus brazitos extendidos, feliz, contenta. Me dará un abrazo caliente y único a la vez que gritara una y otra vez "hola mamá". Por la fuerza con la que me rodea, da la impresión de que lleva días sin verme.Y solo llevamos separadas unas horas. Pero nunca pierde intensidad su demostración de amor, nunca se acostumbra a estar separada de su mamá.

¿Por que no conté todo esto a la persona que me atendió hace unos minutos?.¿Por que no la dije que soy una autentica privilegiada por poder disfrutar de este amor sin condiciones?. O mas fácil, ¿por que no la dije simplemente la verdad?.

Aun hoy, después de pasados unos años cuando leo la entrada con la que comenzaba ¿que me ha ocurrido? , me vuelve la rabia por no haber hablado de la peque entonces y veo que tiempo después la historia se repite.

Perdóname Teresa, cariño mio, por no ser a veces tan valiente como tú.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de leerte comprendo que no es fácil querer ser normal en un mundo tan difícil.
No se que decirte, yo creo que hubiera hecho lo mismo.

Anónimo dijo...

Tranquila, Mercedes, no te castigues... hay momentos y momentos, ibas de camino a casa y con ganas de llegar, no te ibas a parar a hablar y a explicar largo y tendido el porqué parece que Teresa lloraba a través del teléfono... al fin y al cabo esa mujer no te conoce y era ella la que no tenía que preguntar si tu no mostrabas signos de preocupación (como mínimo). Seguro miles de veces, paseando, tranquilamente por la calle o en cualquier otro lugar has explicado la realidad de Teresa y lo feliz que te sientes con ella.

A mi también me pasa, pero al contrario, creo que doy demasiadas explicaciones a la gente que no he de darlas... que si es down, que si tiene 5 años, que si los down crecen menos, que si ha avanzado mucho aunque no lo parezca, que si soy muy feliz y que no me tengan lástima... ufff no, demasiadas explicaciones que no se pueden dar a cualquiera que pasa por la calle y se queda mirando o preguntan cualquier nimiedad...

Qué más les da a los demás... y si a ti en ese momento no te apetece explicar nada, menos todavía...

rocío

Luis Antonio dijo...

Dios te bendiga!!!!!!! a veces nos ocurre eso, yo practico para decir mi bb es una niña con síndrome de down sabiendo que las respuestas serán "que pena", "no sabían?", o simplemente una mirada de ups, pero al final, un beso de mi bb, sus caricias, su manera de expresar a sus 9 meses su alegría al tenerla cargada en mis brazos hace que todo pase, todo quede...
Luis Antonio

Fiorella dijo...

Más claro y preciso imposible. Pensé exactamente lo mismo. Siéntete en paz, que lo has hecho y haces muy Bien. Yo tengo a mi príncipe al igual que ustedes, y soy inmensamente feliz :)

Anónimo dijo...

Soy un afortunado padre de una nena de 2 años con SD, hermosa, compradora y muy plaga, creo que uno no tiene que sentirse culpable por dar (o no) explicaciones, de echo, nunca senti una mirada distinta a la habitual (será porque no me interesa la aprobacion de nadie), creo que uno de los papeles importantes como padres (especiales) es el enseñarles a nuestros hijos que ese tipo de cosas (discriminacion, burlas, etc.) lo transformen en algo positivo y fundamentalmente productivo, sé que es algo muy dificil pero se puede... saludos!

Gema dijo...

Hola:
Me ha llegado este enlace y he pensado que podría resultaros interesante, (aunque quizá ya os haya llegado)
http://www.sindromedown.net/index.php?idIdioma=1&idMenu=12&int1=1734&volverPortada=1
¡Nos vemos el lunes!

Anónimo dijo...

Hola Mercedes,
yo no tengo a nadie con SD cerca y tampoco me da la gana estar explicándole mi vida a cada desconocido. Si hubiese sido otra de tus hijas que, efectivamentem hubiese estado llorando, ¿te habrías detenido a explicarle toda la historia de por qué lloraba?

mama de 7 dijo...

Gracias Gema.
No lo sabia. Algo me dijo mi hermana hace unos días y la llame ilusa.
Ademas leyendo la noticia veo que reúno otro requisito: familia numerosa especial.
Ojala me desgraven algo. Porque la atención a las personas con discapacidad es de justicia

Tita dijo...

A veces queremos ser muy sinceros, y no pasa nada por no querer explicar todo el historial médico ni de Teresa, ni de nadie.

¿Qué hay de malo en contestar: no llora, habla así?

Punto pelota, una sonrisa grande y ya está...de esas que quieren decir "y no nos conocemos para que te cuente mi vida, así que no preguntes más"

Un beso gordo, y un abrazo apretao. Yo no creo que la hayas ocultado...es pura pereza de contarlo todo, y es comprensible!!!!

Anónimo dijo...

Tenias que haber contado la verdad. Mi hija tiene problemas para hablar y se la entiende peor.
No entiendo porque dar tantas vueltas a la realidad.
Pero ya esta hecho y no lo pienses mas. Seguro que ne otra ocasion lo haces de forma diferente.

Opiniones incorrectas dijo...

A veces simplemente no se nos ocurren contestaciones certeras sobre la marcha y luego nos da rabia no haber dicho lo que se nos ocurrió después. No le des más vueltas, te pudo pasar con otro tema, pero al ser con tu hija te ha dado rabia. Es habitual tratar de salir del paso con extraños diciendo lo primero que se nos ocurre para no darles explicaciones de nuestras vidas, es eso ;)

Besos