martes, 26 de marzo de 2019

OPERACIÓN INDEPENDENCIA

Después de la tormenta viene el ponerse manos a la obra. Ya os he explicado como transcurrió la reunión con profesora y psicólogo. Como amargamente les relataba mi día a día observando que en vez de avanzar, retrocedíamos peligrosamente, dejando atrás tantos logros conseguidos

Nos pusieron deberes para reconducir la situación y los hemos ido cumpliendo escrupulosamente desde entonces. Jorge nos envió una planilla con diferentes momentos cotidianos y debíamos reflejar en ella si Teresa los realizaba tal como deseábamos. Vestirse sola, desayunar sola (que añadimos nosotros). Ducharse, cenar juntos, etc.

Como veis hay muchas caras sonrientes, aunque el dormir en su propia cama se nos resistiendo. Poco a poco iremos peleando hasta conseguirlo. En la actualidad somos los papas los que terminamos durmiendo en su  litera, doloridos de tantas patadas como nos propina nuestra  sexta hija. 


En la primera reunión habíamos quedado en una sesión familiar  para exponer dudas y hacer un frente común. Y allí que fuimos todos junto a la tía Espe  el 19 de marzo. Bueno, todos no, falto el papá, que alego motivos laborales para no acudir. 😒

Las hermanas hablaron de sus miedos, sus ideas sobre el futuro de la peque, su no confiar en exceso de sus capacidades. Esa es la realidad.. Nos vino muy bien. Entendimos que ese miedo a que pueda sucederla algo, lo único que hace es favorecer una sobreproteccion que en nada la beneficia. Tiene 11 años y hay que empezar a dejarla volar.  Poquito a poquito, aunque cueste.

Vamos a comenzar con  pequeños recados y que ya hace, no nos olvidemos, Reyes, hermana pequeña de Teresa. Esto lleva un proceso, no es enviarla al campo de batalla sin mas. Primero, lo haremos acompañándola. Para cuando consideremos oportuno, dejándola ir,  permaneciendo al acecho,  escondiéndonos en el trayecto y siguiéndola sin dejarnos ver, para poder intervenir si así fuera necesario. El ultimo paso sera que ese recado, ya sea comprar el pan, ir al supermercado, a la farmacia etc lo realice sin supervisión. No ocurre nada si lleva una nota escrita con lo que desea adquirir por si no se la entiende. Los apoyos si sirvan para hacerse comprender son bien recibidos.  

Iniciaremos la Operación Independencia, en un territorio poco hostil como es el pueblo. San Martín de Montalbán es pequeño, cómodo, todos conocen a Teresa. 

Las hermanas no están muy convencidas, aunque entienden que igual que ellas han crecido, adquiriendo nuevas responsabilidades,  también lo tiene que hacer la  protagonista de este diario.

Deben de comprender que llegara el día, aun lejano, que regrese sola de la ruta escolar o que se mueva por nuestro barrio con soltura. Parece imposible, incluso asusta,  pero tiene que ser real y para que eso se cumpla hay que empezar por un primer momento, por ejemplo yendo a comprar el pan. Todos los peros que pongamos son solo piedras en el camino.