miércoles, 9 de julio de 2014

LECHE, TRIGO Y AZUCAR FUERA


Según un estudio realizado por la UNAM, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y la Universidad Iberoamericana, la ingesta de alimentos en las personas con síndrome de down no solo significa ingerir nutrientes, puede ser determinante para el desarrollo de  su proceso cognitivo, que yo no se muy bien que es en concreto, pero que debe de ser importante. Yo lo simplifico en mejorar el entendimiento.

Los azucares, el gluten o los lácteos mas que beneficiar perjudican, por tanto, en esta casa muchas cosas deben de cambiar porque precisamente los últimos son literalmente devorados por nuestra chica con síndrome de down.

Pero mientras intentamos ajustar los cambios en su alimentación, sin saber como sustituir la leche, la protagonista de este diario sigue muy fuerte, aunque permanece estancada en el mismo peso desde hace mucho tiempo. Algo increíble con todo lo que come. Y reconozco que eso me preocupa mucho mas de lo que me gusta admitir,  aunque los médicos me digan que esta tan sana como un torito bravo.