sábado, 20 de diciembre de 2008

DECLARACIONES DE UNA MAMA DE NIÑO CON SD

Muchas papas diriamos lo mismo que esta mama de niño con Síndrome de Down, Ana Diaz Puig.
Sus declaraciones en ese acto, independientemente de compartir o no posturas políticas, sociales etc, piden una sola cosa: acercate, descubre este mundo, conoce a estas personas, que son iguales que tu futura mama, informate, da la oportunidad de demostrar.
Es lo único que "te exigimos", antes de tomar una decisión irreparable y tremendamente costosa para todos. ¿Tan difícil es?.

3 comentarios:

La Sonrisa de Arturo dijo...

Como mamá de un niño con discapacidad, te diré que entiendo vuestra postura, o la postura de esa madre, sobre todo porque el S.D es el 90% de las "anormalidades" cromosómicas que se descartan en una amiocentesis.
Muchas de las mujeres que interrumpen un embarazo de un bebe con SD lo hacen por miedo, y sobre todo por desconocimiento, falta de formación etc...Como persona que ha estudiado Derecho, y por convicción personal, te diré que creo que el papel del un Estado, y por consiguiente, el papel de los legisladores, es garantizar los derechos de sus ciudadanos. Podemos entrar en la discusión de los derechos del nasciturus y los derechos de la madre...Creo profundamente en la libertad individual y que si una persona toma la decisión de abortar, pueda hacerlo con independencia de su capacidad económica, y pueda hacerlo con garantías. Que exista una legislación garantista en estos aspectos no coarta los derechos de ninguna madre.
Estoy de acuerdo en que debería haber otros instrumentos, o facilitar otras salidas reales y efectivas, ya no por parte de asociaciones, sino por parte de los Servicios Sociales.
Existen malformaciones que llevan de manera irremediable a la muerte del feto, y que hoy en dia no pueden abortar legalmente en España, por plazos etc.
Personalmente, conozco a una chica que se vió en la situación de tener que parir una niña, que sabían que se iba a morir sin salir del paritorio, por problemas cardiacos muy graves y así fue. Te imaginarás la situación de esa madre..La nena se murió en sus brazos.
Igualmente creo que el Estado debe garantizar y hacer efectivos los derechos de las personas con discapacidad, que con tanta pompa firman en convenciones internacionales, y en eso estoy, en que se reconozcan de manera inmediata para mi hijo.

Muchos besos

Esther.

anad dijo...

Como madre de un niño discapacitado, me uno a los deseos de que el Estado garantice y haga efectivos los derechos de las personas con discapacidad, empezando por el más elemental: el derecho a vivir.
Entiendo la situación dramática de la chica cuya hija murió por una grave cardiopatía diagnosticada, nada más nacer. También conozco un caso así, y el mayor consuelo de mi amiga María fue querer a su hijo durante su embarazo, aun sabiendo las gravísimas malformaciones que padecía, y que sus esperanzas de vida eran nulas. En su caso sí la aconsejaron innumerables veces que abortara, pero tenía muy claro que una cosa es padecer la muerte de un hijo, y otra muy distinta provocar su muerte.
Me ha encantado la web, espero seguir disfrutándola mucho tiempo

Mama de Teresa dijo...

Yo preferiria dejarla nacer, comermela a besos, y dejarla partir. Se que debe de ser un momento absolutamente desgarrador, pero por lo menos he podido abrazarla, besarla y quererla.
Cada una que actue como la dicte su conciencia,pero yo no podria abortar, aun sabiendo que va a morir nada mas nacer. Ojala de todas maneras, que no tenga que vivir ningun momento asi.