martes, 2 de octubre de 2012

JUDITH SCOTT O LA VIDA DE UNA LUCHADORA

Judith Scott fue un ejemplo de superación para todos los que pisamos este planeta, sobre todo para los que tenemos los cromosomas correctos. El que tiene uno de mas ya sabe lo que hablamos.

Judith  nació en un tiempo en el que el tener síndrome de down justificaba ser separada de la familia de por vida. Y aun así  demostró unas capacidades vitales que la hicieron ser una escultora única e inimitable.

Afortunadamente el tiempo corre a nuestro favor y estas situaciones queremos imaginar que no existen mas que en el baúl de los malos recuerdos.

Separada sin ninguna explicación de su hermana gemela a los 6 años e ingresada en una institución psiquiátrica (hablamos de los años 40), fue "recuperada" por esta mas de 30 años después.


Se ha realizado una película sobre su vida
El documental esta producido por Julio Medem, padre de una niña con SD y productor  de la película Yo También protagonizada por Pablo Pineda. 

¿Solo los que tenemos alguna relación tan directa con el síndrome de Down somos conscientes de la importancia que tiene dar a conocer estas vidas maravillosas y estos ejemplos de superación?. ¿Hace falta conocer el mundo de la discapacidad para poder enseñárselo a los demás?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vi el documental y me impresionó, tanto por Judith (que además es sorda) como por su hermana. No lo vi empezar (a veces los zappings sirven de algo) y creía que era un documental americano. Lo mejor de todo es ver como Judith ha podido salir adelante a pesar de todas las carencias que tuvo en su infancia, adolescencia y juventud. Seguramente los seis años que estuvo junto a su familia fueron importantísimos, si la hubieran internado antes (en el documental hablaban de que los padres se resistieron a ello) quizás su futuro hubiera sido mucho peor. Lo he de volver a ver!!!!
rocío

Opiniones incorrectas dijo...

Qué gran ejemplo el de Judith. Qué bueno que su hermana se la llevó con ella en cuanto pudo, demostró mayor corazón que sus padres.
Ahora quiero ver el documental.
No sé si has visto el de Genie, que también es la historia de una niña con discapacidad a la que sus padres encierran y ocultan de la sociedad, y luego pasa por numerosas familias que la maltratan. Finalmente termina en un centro, donde vive en la actualidad.