jueves, 31 de mayo de 2012

TRABAJANDO EL SINDROME DE DOWN EN EL COLEGIO

Hemos tenido  reunión de control con Mari Fe,  profesora de Teresa, para valorar  su evolución en el ultimo trimestre. 

                        

Nos contó que han empezado a trabajar el síndrome de down con los compañeros de la protagonista de este diario. Para ello, la psicologa del centro Nines ha adquirido el cuento La Tortuga Marian, perteneciente a la serie Cuentos para Sentir, editado por SM. Es un cuento destinado a conocer el mundo del SD. El relato es todo ternura.

Los alumnos que comparten clase con Teresa perciben a esta como mucho mas  pequeña y a eso achacan casi todos sus comportamientos excepcionales: uso de pañal, dificultad en el lenguaje,  lentitud en el trazo, complicación en la adquisición de algunos hábitos, etc.

Tengo que reconoce a pesar del contratiempo que tuvimos referente a la funcion de fin de curso, que estas son  excelentes profesionales de la educación.  Y quieren hacer entender a los alumnos que Teresa es una  niña mas y como tal deben de comportarse. Que comprendan que nada de lo que realiza es producto del azar, que todo tiene una explicación. 

Y con lo que mas se han quedado los niños,  no es con que tiene algún "problema", lo que mas les ha llamado la atención es que Teresa es mayor, igual que ellos cronológicamente. 

Puede parecer que existe una hoja de ruta algo incoherente en el centro, por un lado enseñamos igualdad y por otro mantenemos al margen. Posiblemente este hecho de la obra de teatro ha hecho recapacitar al centro y yo también me he tranquilizado. Vamos a dejarlo como esta.

Creo y me duele decirlo que nos vamos a encontrar con mas frecuencia de la que nos gustaria situaciones parecidas aunque sean intolerables. Ese "por si acaso" que tanto daño hace a veces.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

pues sí q está bien la iniciativa!

en nuestro cole nunca nos han comentado ninguna profesora para tratar este tema. Ni de esta forma ni de ninguna. Tampoco sé hasta qué punto sea necesario. Me refiero a q debemos aceptar a cada niño con sus características intrínsecas, sin buscar ninguna motivación extra.
No sé qué dirán los padres, desde luego, para los compis de mi hijo, él es "txikia". Casualmente es el más pequeño de clase, así q tampcoo le ven diferente, sólo pequeño. No son conscientes de q sus hermanos pequeños ya están por delante de mi hijo en ciertos aspectos...
Sí q verán q él y su amigo de un curso más se parecen. E irán dándose cuenta de estas diferencias según sigan pasando los años. Y, sobre todo, cuando ellos pasen a primaria y mi hijo repita 3º. En fin.
Y sí, te vas a encontrar barreras de todo tipo. El otro día, sin ir más lejos, unas madres del colegio me crisparon. Por suerte, no eran de nuestro curso, sino mayores.
Poco más o menos vinieron a decir q les regalan los cursos, con lo q les cuestan a los "normales", por el "gran nivel" (yo lo veo normalito, nada del otro mundo) q tiene el colegio.
Que deberían ir a un colegio especial. Ya se me hincharon las narices y les sugerí q pusieran una queja al centro y al departamento de educación correspondiente para q los creara pq aquí los coles para SD dejaron de existir hace 20 años

Alicia Llanas dijo...

con mis hijos lo han trabajado pero te soy sincera, no se como. creo yo hicieron un muy buen trabajo en el jardin de niños, pues, aunque saben que va diferente en lenguaje, y otras cosas, saben que es de la misma edad y eso les confundia, pero de algun modo aprendieron a ver que todos son diferentes.
ahora que Elias esta en la primaria, su generacion iba ya muy concientizada y la generacion de arriba de el (quienes convivieron tambien con el jardin de niños) pero la maestra de apoyo trabajo en concientizar al docente y los alumnos de mas arriba (Estamos en mexico, y aca la escuela publica los niveles son independientes, osea que no todos los que estuvieron en el jardin de niños van a la misma primaria hay diferentes escuelas cerca de la casa) creo que fue muy bueno pues tratan a Elias con igualdad y sobre todo mucho respeto.
creo que todo a su edad, a los niños pequeños no hay porque recalcar ni explicar mucho, quizas cuando van creciendo es necesario explicar más.
pero lo que me gusta mas es que todos en la primaria saben que Elias esta aprendiendo a leer y sumar, incluyendo los padres de familia, y eso es genial, pues saben que esta realmente aprendiendo, y que es un gran esfuerzo pero que vale la pena

hablando de otra scosas, te quiero invitar a un proyecto que estamos haciendo, ojala te puedas unir, seria un gran honor.
http://aliciallanas.blogspot.com/2012/03/toda-vida-es-preciosa.html

Anónimo dijo...

Isaac (Con SD) es mellizo de Irene (sin SD)y muchas veces me he planteado cómo explicarle a Irene el por qué su hermano no hace las mismas cosas que ella. Ahora con dos años y medio las diferencias son abismales y a Irene se le exige mucho más (en cuestión de hábitos) que a Isaac (que todavía ni camina)... ella de momento entiende a Isaac como su hermano pequeño, me niego a decirle que está malito!!!. Pero estoy deseando explicarle la verdad, que su hermano no es más pequeño (de hecho nació el primero!!) y que ella entienda lo que supone ser diferente aunque para entonces creo que lo tendrá tan asimilado que no le extrañará.
De hecho siempre les pido a las madres que viven en el pueblo o que veranean (vivo en un pueblo con 100 habitantes y tan solo 10 niños pero de los que se llenan de niños en verano) que expliquen con toda la naturalidad del mundo a sus hijos que Isaac no es un niño pequeño, que tiene el SDown y que si ven en la tele otros casos que se lo digan para que puedan comprender mejor a Isaac. Creo que el saber es el inicio para comprender y aceptar.
Por todo ello creo que la profesora de Teresa hace muy bien, espero que el año que viene en la clase de Isaac también ocurra lo mismo.
Rocío

Anónimo dijo...

pues, sinceramente, no sé hasta qué punto necesitan a una edad temprana saber el motivo de la diferencia...
Los niños son muy listos y lo saben, realmente algo saben. Igual q mi hijo de 4 años (con SD) tiene desde bien bien pequeñito una sensibilidad especial para relacionarse con personas con SD u otra discapacidad, sean niños o adultos.

Anónimo dijo...

Yo creo que todo aquello que hacemos pensando que es lo mejor para nuestros hijos, esta bien! Ya tengan o no S.D. Que se yo, me parece! Lo importante es que esa situacion, favorezca a Teresa, la haga sentir comoda, feliz!!! Despues de todo...de que otra cosa se trata la vida, si no de ser feliz!!!!!!

El antisocial dijo...

Mi hija pequeña de 6 años tiene no en su clase pero si en otra clase de 1º primaria a un niño con SD y me dice, a veces, cosas no muy apropiadas que otros niños le dicen o hacen a este niño con SD y a su vez cosas que este niño hace a otros. En fin ella me dice que este niño está "malito" y yo le intento explicar como puedo la situación y qué por favor respeten a este niño igual que a todos los demás y que si ella ve que le pegan o insultan o le hacen algo inapropiado que lo diga a los profesores y cuidadores.
No sé, igual no voy bien encaminado en mis consejos a mi hija...

mama de 7 dijo...

Antisocial, por supuesto que no vas encaminado. Hay que respetar a todos los niños por igual y si se ve una actitud injusta denunciarlo.
Si a Teresa algún niño la tratara mal aprovechándose de su "inferioridad", me gustaría que alguien diera la voz de alarma.