lunes, 17 de noviembre de 2008

DIFICIL ELECCION

Hoy Teresa ha estado como todos los lunes y miércoles en APANID,el centro de estimulación temprana al que acude.
Cuando hablas con el personal de estos centros, profesionales que llevan muchos años tratando niños igual o en peor situación que el tuyo, es cuando calmas un poco todas tus dudas.
Mis miedos son que Teresa no pueda caminar o tarde muchisimo, y que ese retraso condicione el acceso al colegio que quiero para ella. Las palabras paciencia, ir mas despacio y tranquila son las que mas he oído esta mañana, y se que tienen razón, pero ...
Teresa no solo andará, me aseguran, sino que correrá y no podrás alcanzarla, porque no tiene ninguna patología mas que su SD, pero tengo que tener claro que su situación médica con tantos ingresos hospitalarios no la favorecen en nada. Tiene un retraso ponderal importante y también un retraso nutricional que hay que investigar, porque la niña come muy bien, y aun así no gana suficiente peso. Os cuento que mi madre hace los purés solo para Teresa, todo supersano y de la mejor calidad. Yo misma la digo tanto a una abuela como a la otra, que la hacen todo tan, tan sano, que la sienta hasta mal.
En cambio a nivel de "coco", mi chica con SD esta en algunos puntos mas adelantada que los niños "normales" de su edad. Ha mejorado mucho en comprensión y motricidad fina.
Cuando me refiero al centro educativo, no hablo de un centro de integración público. Desde el mismo momento que me entere que mi hija tenia SD tenia muy claro que no iría el día de mañana a un colegio "normal". Dejamos aparte las escuelas infantiles.
Mi opinión es que la teoría de la integración va por un lado y la cruda realidad va por otro. Queremos que acuda a un colegio para personas con discapacidad, con profesionales preparados que sepan aprovechar, tratar y "sacar" lo máximo de mi hija pequeña, y no con unos profesores con muy buenas intenciones y algo de compasión. Pero no penséis que es fácil conseguir plaza en alguno de estos centros. Es una dura lucha. La mayoría son centros concertados. Incluso en colegios de niños con necesidades, hay una especie de "selección" de estos. Nadie quiere gente muy afectada. Así de claro. Falta mucho tiempo, lo se. Varios años. Paciencia, despacio, tranquila, me dicen. Vale, tenéis razón, contesto.
Mi explicación siempre es la misma: para ser la última de la clase en un colegio normal, prefiero que sea la primera entre sus iguales. Lo lógico seria que fuera al colegio al que van mis otras hijas, que incluso es religioso, pero a los pocos meses de su nacimiento, comente que Teresa el día de mañana podría iniciar allí su vida escolar, y la respuesta fue: "encantados, pero no tenemos medios para atenderla adecuadamente". La realidad es que cada vez hay menos niños con SD y otras discapacidades intelectuales y no interesa invertir en ello. Poco a poco, la inversión económica en profesores y personal de apoyo va desapareciendo.
¿Que opináis los papas de hijos con dificultades? ¿que habéis decidido vosotros?. Espero que a algún papa/mama le haya pasado como a mi, que no solo corre, sino que vuela. Luego, afortunadamente todo se va calmando. Los que no estáis en esta situación, esta claro que os ahorráis un importante quebradero de cabeza, pero ¿que haríais también?.

20 comentarios:

amo a mi chino dijo...

Todos tenemos miedos , miedo a que no escuche luego a que no gatee a que no camine a que no hable (es por lo que estoy pasando yo) pero te aseguro que nuestros hijos nos sorprenden con sus logros es muy cierto que solo debemos tener muuucha paciencia .En cuanto a la educación mi punto de vista es diferente por ej:cuando conseguimos un empleo nos enfocamos al más eficaz al que mas sabe para tenerlo como referente y poder superarnos con la educación de nuestros hijos es igual ellos deben superarse más aún si el coco dá...no podemos encasillarlos sin antes dejarlos probar al menos en Argentina las escuelas especiales lo único que brindan es enseñarles las manualidades el sedentarismo el teatro etc etc de cosas inutiles que lo unico que hacen es frenar la autosuficiencia y la autonomia.
La integración es el mejor camino para nuestros hijos y te aseguro que nuestra lucha y toda la estimulación que les brindamos es para que en su edad adulta sean lo más independientes posible (al menos esa es mi meta para mi hijo)
Es un tema muy dificil pero no hay que bajar los brazos .
Acá las escuelas especiales son el ultimo recurso y te digo que conozco varios adolescentes que van a centros especiales y no saben sumar ni manejarse en la calle con libertad.
Te mando un saludo muy cariñoso para vos y para Teresa.
Lau y Facu

Anónimo dijo...

Querida mamá de Teresa,
No tengo hijos así que no sé si atreverme a opinar, pero....Conoces el Proyecto Roma? Me parece muy interesante. Hay mucha información en internet sobre este proyecto de integración.
Por otro lado, en mi círculo cercano hay 4 SD: el primero ronda casi los 50 años y nunca fue a la escuela. La segunda fue mi compañera de clase (30 años) que estuvo en mi centro pero nunca recibió educación especial, con lo que socializó muchísimo pero nunca aprendió nada. El tercero, hermano de un amigo (25 años), fue a un centro "normal" recibiendo clases de apoyo y lee, escribe, hace operaciones matemáticas, lee libros, etc. La tercera es una compañera de trabajo (30 años) que ha estado siempre en centros especiales, lee, entiende y realiza su trabajo de ordenanza adecuadamente, aunque creo que en el tema de relación con los demás tiene bastante déficit.
Si fuera mi hija creo que trataría de llevarla a un centro "normal". Creo que con estimulación y apoyo al salir de clase, clases separadas de apoyo, etc., podría aprender mucho y se integraría mucho más. No sé si la teoría de "antes cabeza de ratón que cola de león" me termina de convencer...
Por supuesto, no todos los SD son Pablo Pineda, pero el modelo educativo seguido con este chico me parece muy acertado.
Por ultimo, todos los SD que conozco (que son más que esos 4 que te mencionaba antes) andan perfectamente. No te preocupes que Teresa también lo hará.
Besos, y que Dios os bendiga.

Anónimo dijo...

Comparto la opinion de Lau, pero tb creo q es un camino q se hace al andar. Mi nena es pequeña aun, y debo admitir q ya me come la cabeza pensar en la busqueda del jardin. Asi y todo, y sabiendo q quizas es el camino mas dificil, quiero darle la oportunidad de la integracion. No estoy en contra de las escuelas especiales, me parece tb importante q el dia de mañana tengan su grupo de pertenencia, quizas haciendo otras actividades, paseos, viajes,talleres, pero en la escolarizacion a mi punto de ver, la integracion tiene mas beneficios q contras, aunque repito, puede q sea el camino mas dificil pero no por eso menos provechoso.
Mucho besos a Teresa y a toda la flia!
Sil, mama de Magui

reno dijo...

Puf, tema dificil.

Yo pienso que lo ideal es que vaya a un colegio normal con INTEGRACION, y lo pongo con mayúsculas porque de nada sirve un colegio que diga que es de integración si a la hora de la verdad, al niño con discapacidad lo tienen en una esquina dándole folios para que dibuje todo el santo día y sin enseñarle nada.

Porque siendo sinceros, para que la integración funcione hace falta educadores implicados que en las aulas "normales", saquen todo el partido a los niños con sindrome de down y los hagan TRABAJAR.

Si encuentras un colegio de estas características sería genial, pero si lo único que encuentras en un colegio de "integración - sin integración" entonces uno especifico donde se preocupen por su educación, está claro que sería mucho mejor.

De todas formas, muchas veces es la propia evolución de la niña la que te dirá a qué tipo de colegio debería ir, en cuál se le "sacará más partido" y en cuál se encontrará más cómoda.

Dale tiempo al tiempo y verás las cosas más claras.

Por cierto, la sonrisa de TEresa en la foto con el padre....vale un mundo!!!

Madre reciente dijo...

Te confieso que soy de Getafe, así que es imposible no conocer Apanid. Una de las psicólogas que allí trabajan es amiga de la familia.

Yo creo que tampoco llevaría a un hijo con SD a un colegio normal. No sé, tendría que verme. Aunque dicen que el Sagrado Corazón en Getafe funciona muy bien en temas de integración. Tú lo sabrás mejor que yo.

Mama de Teresa dijo...

En Getafe la integracion no funciona. En APANID que es un centro que lleva mas de 30 años de funcionamiento, lo dicen claramente. Las cifras cantan. En 2 o 3º de primaria tienes que terminar cambiandola a un centro mas especializado. ¿por que?, porque no hay medios. Porque si un cole funciona no es por la implicacion del ayuntamiento, sino de 4 personas, que si se van del centro se van del proyecto.
No quiero que mi hija sea la mascota de la clase, ni la ultima, siempre saliendo y entrando por sus apoyos. Quiero que este entre sus iguales en el cole, que para llevar una vida normal ya esta en casa con sus hermanas.
Tambien es por egoismo mio. No quiero sufrir. No quiero vivir el momento de tener que decidir que mi niña tiene que salir de un cole "normal" porque no llega a mas.
Yo creo que es la primera gran decision, con la que nos enfrentamos los papas de niños con dificultades.
Madre reciente, si ese cole hablan bien, tambien San Jose de Calasanz, pero la realidad es que un niño al final tiene que salir, eso te lo dicen en APANID claramente.

mari dijo...

Mi hermano siempre ha ido al mismo colegio e instituto al que fuimos mi otro hermano y yo y la verdad es que le ha ido bastante bien, cuando los chicos de su clase daban matemáticas, lengua, etc, él tenía sus horas de apoyo en el aula especial con psicólogos, fisioterapeutas, logopedas y las clases de música, plástica o educación física las daba con el resto de sus compañeros

Yo creo que lo ideal es un colegio "normal" porque así se favorece más la integración. El cole a donde fuimos nosotros fue el primer cole de la ciudad en tener aulas especiales para chicos discapacitados por lo que había muchos niños con SD u otras discapacidades y el resto de chicos, al estar acostumbrados a estar con discapacitados, no lo veian como algo raro, al contrario.

Por eso yo soy partidaría de la integración en colegios normales, porque durante toda su vida, tendrán que estar con gente que no tenga SD, así que es mejor que desde pequeñitos empiecen a tratar con otros niños que no sean como ellos, así ayudamos a nuestros hijos o hermanos con SD y también ayudamos a los demás niños y a la sociedad en general

Anónimo dijo...

Hola!!! enhorabuena por vuestro tesoro!! teneis una nena preciosa!!! pues os comento..soy una futura maestra de ed. infantil, tengo el título..estoy preparando las oposiciones, hice mis prácticas en un colegio público de atención preferente es decir que habia muchos niños con necesidades integrados y la verdad es que los trataban genial, un profesor especial estaba en el aula propia de cada niño, es decir los niños no se separan del grupo (menos una o dos horas que van a alguna clase especifica de manera individualizada) y con un profesor especialista....no se..decirte también que los niños no discriminan...aceptan sean como sean, son muy sensibles ante estos niños y los ayudan y aceptan como a otro más, la integración es buena para todos, para tu hija, para sus compañeros, pada vosotros, para los demás padres, para los profes..para la sociedad, asi pues mi consejo es que la escolarices en un centro ordinario, eso si, muchos privados concertados no tienen profesores especialistas...y por eso no aceptan a estos niños..pero en los colegios públicos si...te aseguro que la mayoría de los docentes estamos capacitados para atender a un niño con necesidades, yo quiero a los niños, a todos por igual, independientemente de lo que tengan o no...son niños,siempre!!y les daré el mismo cariño a todos por igual.

Un besote

vero

CRIS dijo...

No tengo experiencia como para dar una opinión realmente formada.

Sin embargo creo sinceramente que la enseñanza pública o concertada en España, no está preparada para atender a personas discapacitadas en el aula.

Como alguien ha dicho, todo dependerá de las "aptitudes" y desarrollo de tu hija cuando esté en el momento de tomar la decisión definitiva.

A nivel de integración, conociendo vuestro entorno, no creo que tenga muchos problemas para socializarse...la verdad.

La respuesta de un niño al aprendizaje siempre estará condicionada por el grado de atención y estímulo que reciba...cuanto más individualizado, mejor.

Obviamente si encontráis un colegio público o concertado en el que os garanticen que la atención será así y tenga programas adecuados a su discapacidad, genial...es lo ideal, pero ¿existe?

Si no, no creo que pase nada por que vaya a un colegio de educación especial...de hecho, yo, personalmente, creo que optaría por esta opción.

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola familia.
Soy una terapeuta de Atención Temprana que lleva más de 1 hora embobada con vuestro blog. Os animos y felicito por lo grandes que soy. Que gran ejemplo. Vuestra peque será muy fuerte, que gran suerte tiene de teneros. Enhorabuena.

ana pastor dijo...

Nosotros lo tenemos claro lucharemos por la integración, es más, tengo muy claro que si hace falta me vuelvo a matricular yo en el cole. Aqui en Galicia la integración es real hasta la ESO, después existe un rechazo a que niños con down hagan el bachiller, no por las capacidades del niño sino porque los profesores no entienden el concepto, pero se están abriendo muchas puertas ya tenemos niños estudiando bachiller.

Anónimo dijo...

Hola soy Arantxa del foro, allí ya he comentado alguna vez que mi madre es maestra de primaria y tuvo algunos años en su clase a un chico con sd que ahora está en el instituto. Vamos, que conoce el tema de la integracion realmente, no como lo conoce un ministro de educación cuando propone leyes.
Si te hace falta estaré encantada de transmmitirle cualquier pregunta o duda que tengas.

Pilar dijo...

Hola,
Soy máma de un adolescente con S.D, actualmente cursa 1º de Eso en el mismo colegio que sus hermanos, a la vez soy maestra en un colegio ordinario, y en mi clase tengo este curso un alumno con S.D., así como conozco a muchísimos niños, adolescentes y jóvenes con S.D que han estudiado o estudían en centros ordinarios.
Creo que antes de dar por decidido el futuro de Teresa en un centro de ed. especial, tendrias que hablar con otras familias, conocer otras experiencias y descubrir los riesgos, pero tambien las posibilidades de integración desarrollo, motivación, maduración... que presentan los centros ordinarios para que el día de mañana estos hijos puedan llevar una vida muy, muy parecida a la de sus hermanos.
Animaos, es su futuro, no señaleis ya sus límites!!!

mama de Teresa dijo...

Esta claro Pilar que falta mucho tiempo para llegar a decidir que hacer, pero en estos casos, yo creo que vamos mas deprisa, por lo menos al principio. Me gustaria que fueran al colegio de mis hijas, pero el mismo centro me dice que no tiene medios, y yo veo que es asi. Y entonces pienso, ¿por que tiene que ir Teresa a uno publico y las demas al concertado?. Tampoco veo una continuidad en el proyecto. Veo buenos profesores y buenas intenciones, pero no veo un apoyo institucional.
Claro, que en su momento lo miraremos todo, pero por lo visto lo habitual es que tarde o temprano, y es hay que abandonar la enseñanza convencional para ir a una enseñanza mas adaptada.
Ya veremos. Aqui en Madrid, por ejemplo hay un centro Maria Corredentora, que es un colegio de monjas igual que el de mis otras hijas, pero es sobre todo para niños y jovenes con SD. Esta genial, al principio cuando vas, te hace gracia ver tanto SD, pero luego es un cole normal. Ese me interesa, pero tambien es dificil entrar.
Ya veremos. Yo quiero que Teresa llegue a lo mas lejos que pueda, pero no puedo ponerme una venda en los ojos y decir, es absolutamente igual, porque no lo es. Me guste o no.

Pilar dijo...

Mira, mamá de Teresa, cuando nació mi hijo Guillem,aunque pueda parecer extraño y quizás por "deformación profesional", me pasé la noche soñando en el colegio al que iría. Cuando alguien me decía, que suerte, que podrá ir a tu colegio, me los miraba y pensaba que estaban locos!!! , un colegio con unos 1000 alumnos, muy grande, con todos los niveles, en tres edificios enormes... hasta que un día mirandole pensé, y porque no? si nuestra sociedad era así, donde mejor que allí para aprender...
En todos estos años, a pesar de ser mi colegio, ha tenido profesores de todas clases y maneras, unos han confiado más en sus capacidades, otros han "pasado" un poco más, otros lo han mimado demasiado, hemos tenido momentos muy agradables y otros no tantos... pero salvando las distancias, como sus hermanos.
Yo tenía una cosa muy clara, lo que más me interesaba era que aprendiera con sus iguales, con normalidad, normas, conductas, relaciones, habilidades sociales, saber estar, ser autónomo... todo aquello que le iba a permitir ser un ciudadano. Los contenidos ya vendrían en el cole, en casa, en la asociación... La verdad es que él me sorprende positivamente cada día con sus ganas de aprender y de hacer cada vez más cosa parecidas a sus compañeros, y el colegio también me sorprende por su capacidad de ir aprendiendo con él y buscando recursos, estragegias... siempre hay un primer alumno y cada vez hay más "diversidades". Nuestro centro también es religioso. Sobre el María COrredentora si puedo comentarte que todas las personas que hablan de él lo hacen muy bien, pero es de los pocos de educación especial que sea así.
De hecho las nuevas orientaciones educativas en muchas comunidades autonómicas proponen que los centros de educación especial se conviertan en centros de recursos para los alumnos escolarizados en centros ordinarios y sus profesores. EN muchas entidades de Síndrome de Down se está dando apoyo a los centros que "no saben" o que no tienen suficientes recursos en este campo, porque realmente la escuela ha de ser inclusiva y la escuela de todos.
Sobre que finalmente llega un nivel que igual hay que ir a la ed. especial, tampoco es cierto, hoy en día ya hay experiencias de jóvenes que después de cursar la Eso con las adaptaciones necesarías pasan a estudiar ciclos formativos adaptados en centros también ordinarios, si el final del trayecto es el trabajo en la empresa ordinaria y una vida el máximo de autónoma posible... que mejor recorrido, no? Está claro que sin vendas en los ojos, porque sino vosotros no tendrias este blog, no existirian entidades de S.D, hoy no te estaría escribiendo... pero entre lo especial y los mínimos apoyos necesarios que si necesitan y cada uno distintos quizás de los otros, podemos contemplar bastantes opciones.
En fin no quiero insistir más, pero si quieres comentar alguna cosa más podemos hacerlo. Desde luego experiencias hay tantas como familias, pero creo que la valoración final de la inmensa mayoría, es que a pesar de todo la escuela ordinaria es su sitio.
Saludos

Eos dijo...

La decisión sobre a que colegio mandar a los hijos es una de las más dificiles que tenemos que tomar los padres siempre. Creo que lo que mejor funciona es hablar con padres que ya tengan a sus hijos en esos centros y ver que tal les va.
Yo particularmente pienso que teresa debería ir al mismo cole que sus hermanas, el centro deberá hacer un esfuerzo por integrarla, pero al final todos saldrán beneficiados los niños y Teresa.
Un beso

Mercedes, mama de Teresa dijo...

Hoy teniamos una reunion con la profesora de Paloma, una de nuestras hijas. Al final de la conversacion, hablando de Teresa, yo he comentado que el dia de mañana, habra que plantearse el centro al que acude, y que una opcion es esta, el cole de sus hermanas, que seria la mas logica. Me han mirado como si fuera una extraterreste. Falta mucho tiempo, y no es algo que tenga descartado, para nada. Pero o va al cole de sus hermanas o va a un centro tipo Maria Corredentora.
Yo creo que es una gran decision, pero tambien tenemos que ver la evolucion de la niña, su nivel de integracion, etc.
En algunas cosas va muy bien, pero en otras, sobte todo fisicas, va mas despacio.

Simplemente opinión dijo...

Generalmente no suelo comentar en los blogs, pero si me lo permites voy a darte mi opinión (basada en la experiencia personal y profesional). Es sólo una opinión, nada más.

El momento de la escolarización, ese tan temido. Si generalmente en muchas familias es algo que se empieza a mirar cuando los niños tienen tres años, en el caso de los niños con discapacidad es algo que nos preocupa desde bastante antes. Necesitamos tenerlo todo atado y bien atado, para que el tiempo no se nos eche encima. Sin embargo, al igual que he leido en otros comentarios, Teresa será quie en parte "decida" qué centro es más adecuado para ella (centro ordinario/educacion especial...). Al igual que no sabes a qué se dedicarán tus otras hijas, como llevarán su escolarización, si irán a la Universidad o decidirán que no quieren ir... Teresa también tendrá "algo que decir".

¿Qué centro es el mejor?
Alguien ha comentado que los colegios los hacen los profesores, y eso es completamente cierto (no es tanto el nombre en sí, sino la gente que se encarga de sacarlo adelante).
A nivel de apoyos, mal que nos pese, los máximos apoyos (o donde más los podemos exigir a las administraciones)es en los centros públicos (por experiencia lo digo). En los centros concertados el personal de apoyo es "voluntad" del centro pagarlo (y en ocasiones cuando hay ese profesorado, la ratio es casi de risa : 1 profesor especialista para 1500 alumnos...).

He estudiado en un colegio público de integración preferente para niños con parálisis cerebral. He tenido la oportunidad de ver la visión de alumnado (cómo lo vivía yo, cómo lo vivía mi hermano) y años más tarde de manera profesional. La integración en ese centro era real (a nivel social y de los contenidos académicos que se trabajaban). He tenido oportunidad de seguir la trayectoria de muchos de los niños que entraron con 3 años... y cuando salieron con 12. Algunos pasaron por el instituto, otros hicieron programas de garantía social, y otros se fueron a centros de educación especial... También he de confesar que si hace años con la profesora que tenían animaría a cualquier padre a escolarizar allí a sus hijos, cuando cambiaron la profesora especialista y ví lo que había... a otros no los animé.

¿Qué te miran como si fueras un extraterrestre? He vivido la situación de muchas familias con sus hijos en centros concertados. Hay buenas experiencias, es cierto, pero también hay aparentes buenas intenciones. Y digo aparentes porque si por un lado se estaba animando a muchos padres a dejar allí escolarizados a sus hijos, por el otro veía cual era el trabajo que había por detrás "que el niño no moleste, no tenemos medios... a lo que yo añadía: ni ganas de buscarlos". Hay familias que han peleado mucho por intentar conseguir una mejor educación para sus hijos en esos centros, porque es cierto, cada uno tiene derecho a a decidir el centro que quiere. Creo que la base del cambio hacia una sociedad más plural pasa por la lucha de muchas familias con las que convivo diariamente... Pero cuando tienes que hacer frente a la situación, quieres que tu hijo tenga los apoyos "YA", y no quieres luchar dos años esperando a que esos apoyos lleguen (porque el tiempo, no te lo devuelve nadie).

¿Por qué tiene que ir a otro centro diferente al de tus hijas? No te plantees la diferencia, simplemente busca aquel que más la pueda ayudar. Si abiertamente te dicen que van a hacer todo lo posible ,que están dispuestos a trabajar... adelante. Prefiero un centro diferente y donde se trabaje, que uno que el mismo en donde simplemente "la tienen allí"

Y otra cosa, las escolarizaciones en infantil se revisan cada tres meses. Es decir, se puede ir observando, y para rectificar siempre hay tiempo... Que no va bien el ordinario o no va bien en este centro... Pues se busca otra opción.

Como última opinión (y ya termino) pide entrevistas con varios colegios de la zona, y aquel que más facilidades os ponga, más real os parezca y más experiencia tenga (bueno, o jugar con esas variables), elegid ese. Ordinario o de Ed. Especial, público o concertado... Nadie sabe qué es lo mejor.

GRACIAS por dejarme opinar en tu blog.

Anónimo dijo...

Hola: saludos a todos. Tengo una niña preciosa con SD, de 4 años. Esta llendo a un colegio de integracion, el de su hermana. Yo estoy muy contenta con ella, esta haciendo primero de EI,(repitio un año en la escuela infantil), pero siempre tienes la duda de ¿que pasará mañana? ¿ y cuando pase a primaria?.He ido a ver dos colegios de E Especial, uno el Maria Corredentora, y otro por la zona donde vivo. El problema es q todos parecen buenos desde fuera y realmente no se donde va a estar mejor mi hija. Hay varias personas que me dicen q el Maria Corredentora es bueno, pero que favorece getos, que es muy severo etc... y ya no se que pensar. Alguien puede echarme una mano, la verdad estoy hecha un lio.

Anónimo dijo...

Hola!
Acabo de leer los comentarios y yo no te voy a dar mi opinión, voy a hablarte de mi experiencia, por si te sirve de algo.
Tengo un hijo de 6 años con síndrome de Down que ha empezado a ir este curso al María Corredentora.
Nuestra experiencia es muy positiva, todo en el centro está absolutamente programado, pensado y planificado para el desarrollo integral del niño. Hay un montón de ojos encima de él, pendientes no sólo de su evolución académica, sino de su bienestar psíquico, algo que creo que es básico.
Para nosotros ha sido la mejor elección, aunque no es fácil llegar hasta aquí y la incertidumbre de si podrá o no entrar genera un poco de miedo.
De todas formas creo que hay muchos colegios públicos de integración en los que nuestros niños pueden estar muy bien; no creo que un centro concertado tenga los medios ni los profesionales adecuados para niños con capacidades diferentes, y también te hablo desde mi experiencia, porque mi otro hijo va a un cole religioso concertado.
Espero haberte servido de ayuda.
Tienes una niña preciosa, y a pesar de los miedos, las dudas... a mí me parece que tenemos una oportunidad única de recorrer un camino maravilloso