jueves, 2 de julio de 2015

ACABA, por fin, UN CURSO IMPORTANTE

Las vacaciones están para disfrutarlas y así lo entiende nuestra chica con sindrome de down. Comenzando un verano apasionante. No hay minuto de respiro. Un montón de actividades que deja agotados a todos los que intentamos seguir el ritmo a ella y sus hermanas. 

El fin de curso trajo buenos resultados en las notas de Teresa. Objetivos cumplidos. Tanto la tutora, como logopedia y PT destacan el gran avance conseguido este curso. Había una niña en septiembre y otra muy diferente en Junio. Mas segura, mas valiente, muy audaz y con muchas ganas de seguir avanzando. La relación alumna-tutora se ha afianzado, entendiéndose cada vez mejor y eso facilita enormemente la integración en el aula. No podemos descuidar este verano algunos conceptos aprendidos, para no olvidar lo que tanto ha costado aprender.

Hemos tenido que decir adiós con gran tristeza a Paula.  La ATE milagro que vino a ayudar a la protagonista de este diario. Si según el Inspector Jefe Cipriano Puentes, "Paula era la peor profesional que habían encontrado", me cuesta imaginar como sera la mejor. Porque es difícil superarla. En solo 2 meses se ha ganado no a Teresa, sino a todo un colegio. Confiamos que la cordura se mantenga el próximo curso y podamos volver a tener este profesional de apoyo, que no solo ha trabajado con la peque sino con mas niños que lo necesitaban y también veían negado su derecho a un apoyo básico en su escolarización. Todos hemos salido ganando.

Esperanza, prima hermana rendida a los pies de Teresa, trabaja de socorrista este verano en un urbanización. El primer día bajo a la piscina un niño con sindrome de down al que Espe acogió de inmediato bajo sus alas. Tiene unos 10 años, va a un cole ordinario, pero sus padres entienden que tarde o temprano la educación especial llegara a sus vidas, muy simpático y valiente. Lo mas gracioso, es que resulta que ya nos conociamos. Coincidimos en el Primer Congreso Síndrome Up en Pamplona. Que bien lo pasamos. Y que bueno ver que hay tantos padres con suerte.




No hay comentarios: