jueves, 2 de octubre de 2014

TIRITAS MAGICAS

Ya nos hemos iniciado plenamente en Primero de Educación Primaria, dejando atras la zona de confort de Educación  Infantil.

Despedimos a profesora, fisioterapia, PT, orientadora y logopeda que prestaron sus servicios el curso pasado. Personal interino que van rodando como peonzas con el perjuicio que ello supone para los niños. 

Y a la vez, damos la bienvenida a los mismos profesionales pero con distinto nombre y rostro. Parece que en esta ocasión muchos de ellos tienen plaza fija y por tanto mantendremos una relación mas larga y consolidada. Beneficio añadido para los alumnos.

Hace unos días tuvimos la primera reunión con Almudena, orientadora y Gema, profesora. Como no podía ser de otra forma y como viene ya siendo habitual en mi,  pasados unos minutos las lagrimas hicieron acto de presencia. Ya habían sido previamente advertidas que era sentarme y ponerme a llorar, pero aun así me miraban con estupor. Las explique, como hago siempre la primera vez,  que esa emoción latente, es por el tremendo orgullo y admiración que me causa nuestra chica con síndrome de down.  Me llega al alma.

¿Como se sentirá Teresa cuando explique a sus amigos, que ayer hizo sola la masa para una pizza y sea consciente que sus compañeros no han entendido nada?.. Todo esto lo preguntaba con una congoja que ya empieza a ser preocupante. Solo el pensar que sus dificultades de comunicación oral  puedan hacer que su autoestima se resienta o que su día a día sea mucho mas complicado me causa un dolor inexplicable. 

Decir que tanto Gema como Almudena me tranquilizaron respecto a la situación de la peque.  Estoy segura que en su interior pensarían: esta madre es muy tonta. Y lo mas seguro es que tienen razón. Que todo es mucho mas fácil de lo que imagino. Teresa tiene a su favor su maravillosa forma de ser. Valiente, decidida, segura de si misma, terca, trabajadora con unas ganas tremendas de avanzar. Unos compañeros que la respetan y unos educadores con ganas de trabajar.

Cuando algún miembro de esta familia siente  dolor o se queja de alguna molestia., la protagonista de este diario acude rauda y veloz  a sanarla, colocando una tirita imaginaria  mientras te besa y acaricia. Incluso las hermanas fingen hacerse daño para que Teresa las ponga estas "tiritas mágicas", que es como las llama Mercedes.

Creo que a mi como mamá me vendría muy bien pegarme alguna de estas tiritas en el alma y en el corazón. 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi tambien me preocupa mucho que Lucas no sepa como expresarse. Que no sepa decir su nombre aun claramente (tiene 6 años como Teresa) o decir que esta triste o que algún niño le ha hecho algo.
El utiliza mucho los gestos y las manos.
Y yo te entiendo. Aunque yo no lloro tanto, voy a las reuniones de control totalmente acojonada.

Anónimo dijo...

Pues no se vosotros, pero nosotros hemos decidido comenzar con los pictogramas, gracias a la colaboracion de la asoc. de autismo a la q no nos corresponde a priori acudir.
La idea es comenzar con pictogramas para q, una vez dominados y en caso de seguir con la dificultad oral actual, poder explicarse mediante una tablet q ponga voz a sus pictos

Anónimo dijo...

Yo tb soy lagrimona....La ventaja es q en el colegio ya me conocen jiji

xinia murillo sibaja dijo...

Pues a mi hija Paulina le ayudó mucho el que yo siempre le cantara. Cantar y cantar, eso motiva al niño. Utilizar diferentes acentos, gesticular hasta exagerar, modular la voz de tal manera que se entienda muy bien los cambios de ánimo. Actuar, bailar, reír, contar cuentos cortos al dormir, imitar constantemente los ruidos de los animales y hacer que los repitan...en fin, todo el día yo la pasaba hablando y actuando.

mama de 7 dijo...

Nosotros también vamos a empezar con los pictogramas.
Mi sobrina hizo un trabajo para sus estudios con pictos y es algo que hemos enseñado a la profesora y logopeda.

Anónimo dijo...

Nosotros comenzamos con los pictogramas el curso pasado.
También se la entendia poco y fue una gran ayuda para ella, porque empezo a hacerse comprender.
Y me imagino que los utilizara durante mucho tiempo.

Anónimo dijo...

Si es q los pictos en si es una buenisima solucion. Pq hay mil palabras q los q estamos con ellos entendemos perfectamente en su mala pronunciacion y el resto del mundo no les entiende o no hace por intentarlo.
Pasamos de pictos a tablet, botoncito y una voz dira por ellos la frase! Viva la tecnologia!!!!

Anónimo dijo...

Ademas es algo q retroalimenta esto de los pictogramas. Mercedes, la logopeda imagino q YA usaba los pictos conteresa, no??? Igual no comp un lenguaje completo de comunicacion, pero si durantw la clase al menos

mama de 7 dijo...

No han utilizado los pictos con ella. Por lo menos no mucho.
El curso pasado tenia una agenda muy bonita que la hizo la profesora y en ella pegaba lo que iba a hacer ese dia (fisio, clase, logopedia, etc) y por lo visto la vino muy bien el poder adelantar lo que iba a hacer.

Anónimo dijo...

nuestra logopeda del cole sí trabaja con él con pictogramas, PERO no de la misma forma en la que estamos aprendiendo en la otra asociación.
Allí el concepto es terminar usándolo para todos los aspectos de su vida, como una forma de comunicación y no sólo como una forma de aprender y hablar (en el cole).
Nos queda muuuucho camino por recorrer aún. Como todo, es carrera de fondo.