martes, 17 de junio de 2014

ME RINDO A LA EVIDENCIA Y ME DESGARRO POR DENTRO

Hoy no es un buen día para la educación en igualdad. No es un buen día para los niños con dificultades que quieren participar en todas y cada una de las actividades de su colegio. Y no es un buen día porque me he rendido ante la evidencia de que mi hija no es igual que los demás. Y eso me desgarra por dentro.

Hoy el cole va de excursión de fin de curso al Castillo de Orgaz (Toledo) con  representación de teatro incluida. Prácticamente va todo el cole, excepto 2 o 3 niños entre los que esta incluidos Teresa.

Cada vez que nuestra chica con síndrome de down acude a alguna salida, nadie nos garantiza que en el caso de tener que cambiarla el pañal (sigue sin controlar esfinteres, sobre todo las heces) alguien lo haga. Ya hemos contado como esta falta de maduración afecta mas de lo que se imagina en la entrada  Hostias como panes sin levantar la mano.

He de de decir que en las anteriores excursiones , porque hemos intentado que no faltara a ninguna, alguna profesora ha recogido la mochila con el pañal y un paquete de toallitas. Mendigando atención. Pidiendo por favor. Pero ahora, directamente se escabullen del problema. Mejor mirar hacia otro lado. 

Cuando entregaron la  inscripción de Raquel, Mercedes y Reyes y  vieran que no estaba Teresa, respirarían tranquilas.Ni siquiera han preguntado porque la protagonista de este diario no va, aun sabiendo que la encanta participar en todo. Decepcionante la falta de empatía.

Estoy cansada de luchar en el día a día. Tener que pelear por todo. Desde lo mas importante hasta lo mas básico. Estoy harta de escuchar una teoría maravillosa para luego ver mas tarde que todo lo prometido queda en un rincón.

Por eso, cuando hoy Teresa se preparaba su mochila con unas chuches, pedía su bocadillo y su botella de fanta igual que sus hermanas y luego se ha quedado en casa engañándola su padre con las gallinas, de verdad que me ha podido la rabia de ver que al final después de tanto patalear,  mi pequeña empieza a ser apartada y parece que a nadie le importa.

54 comentarios:

Jose Luis dijo...

N decaigas, porque somos los padres su cid campeador, el estandarte inkebrantable k desde muy pekeños puedan ver luchar y triunfar (aunk solo sea una percepcion d ellos y n siempre una realidad) pero si ellos ven k jamas agachamos la cabeza, aprenderan a llevarla siempre alta, a n temer a nada y a luchar x si mismos en la.medida d sus posibilidades, k son infinitamente mayores d lask imaginamos.
Mis hijos n tienen sindrome d down pero tienen otros problemas, xq TODOS tenemos algo k nos hace diferentes y especiales, y luchar x los derechos d un solo niño, es iwal k luchar x los derechos d todos.
Un beso muy fuerte y animo, xq somos muchos losk estamos apoyandote dia a dia a cnstruir un mundo mejor y mas justo , x mucho k cueste!

Anónimo dijo...

Mercedes!!!! Te sigo desde que Isaac cumplía el año y va a hacer 5!!!! Y hoy al leer tu entrada me ha dolido tanto, me ha dado tanta rabia... me duele la situación de Teresa y me duele tu dolor, ese dolor tan fuerte que debes tener para haberte rendido ante esta situación. Es muy duro mendigar, pero peor es rendirse... Mercedes, desde el cariño que te tengo después de tantos años leyéndote y siendo la referencia que necesito para superar los momentos duros con mi peque... verdad que no dejarías a tus hijas sin comer aunque tubieras que mendigar día tras día... pues igual, pasa exactamente igual con Teresa, es peor verla en casa que darle con todo el morro a una profesora la mochila con los pañales!!! Un momento de dolor para tí y todo un día de excursión para ella... porque no pueden decirte que no vaya a la excursión ya que está escolarizada como todos los niños.
A mi me llamaron una vez del cole porque la AT (la que le cambia el pañal, le da el almuerzo y la comida, le lleva y acompaña muchos ratos...) estaba de baja y me pidieron que no lo llevara (mi hijo es mucho más dependiente que Teresa) y yo no hice caso, lo llevé al día siguiente y después hablé con la directora, diciéndole que mi hijo no podía perder logopedia, fisio... por no estar una profesora. Y me sentí genial, me sentí que luchaba como madre y que hacía lo mejor para mi hijo... Sé que de esas batallas tu has ganado miles, pero no te canses y sigue batallando.

Y ahora, llora, desgárrate por dentro hasta que no puedas más... y cuando ya no te queden lágrimas vuelve a mirar hacia arriba y sigue dándole la mano a tu hija para acompañarla en el camino. Hoy quizás has perdido una batalla, pero la guerra seguro que la ganas, esa guerra cuyo premio final es una vida digna para Teresa.

rocío

mama de 7 dijo...

Hola Rocio, pues estoy ahora mismo llorando de rabia, porque me da miedo que esto sea el principio de algo.
Quiero tanto a Teresa y me da tanta rabia como soterradamente se va apartando, dejando a un lado a esta niña.
Me da miedo que haya empezado a cansarme, porque entonces mal vamos.

mama de 7 dijo...

Gracias Jose Luis por tus palabras, porque pensaba que esto que ha ocurrido hoy me iba a afectar menos pero es que me da miedo aceptar que es el principio de algo.

Reyes dijo...

mercedes, todo tiene un principio nosotros como padres tenemos que aceptarlo, yo luché mucho para que mi hijo estuviera en integración, pero cuando conseguimos en su propio cole el aula específica para 6 niños fue cuando realmente él empezó a avanzar muchiiiiisimo, ahora tiene 17 años y una autonomía inmensa. sigue luchando, acabo de salir del colegio donde mi hijo mayor hará el año proximo un ciclo formativo, y el cole me ha encantado pero mas me ha gustado ver en la secretaria trabajando UN CHAVAL CON DISCAPACIDAD, EN ESTE CASO ERA SINDROME DE DOWN,en el de mi hijo es TGD. mucho ánimo y besos

Jose Luis dijo...

Pues n lo aceptes. No tienes k aceptarlo. K sea el principio d una lucha aun mayor, n d asumir una derrota, xq la.derrota, n seriasolo tuya, seria la tu hija, y n lo debes permitir.
Mira, yo me llamosandra, firmo cn jose luis, k es mi hijo, elk mas problemas tiene, y x elk se k n debo rendirme jamas.
En nuestra fuerza esta la posibilidad d un futuro mejor para ellos.
A veces es muy dificil, te agotas te hundes.. pero es ahi donde tenemos k sacar energias d el apoyo d taaanta gente k esta dispuesta a impulsarte hacia arriba.
Todo es posible, todo se puede cpnseguir.
Voy a ponerte en contacto cn alguien k puede ayudarte mucho ;p un besazo!

Eunice MR dijo...

No dejes de luchar, sé que es muy difícil pero si tu te rindes quién más peleará por los derechos de tu angelito.... Aún falta mucho camino por recorrer para que la gente se de cuenta de que todos tenemos los mismo derechos, sin importar nuestras limitaciones. Dios te bendiga y otorgue la fortaleza que necesitas en momentos como este.

Opiniones incorrectas dijo...

Uff... me dan ganas de llorar de sólo pensar cómo se sentiría Teresa y cómo te estarás sintiendo tú :(

Elena dijo...

Lo peor que podemos hacer las madres con hijos/as con discapacidad es rendirnos. Aunque veamos que la derrota está antes nuestras narices no hay que rendirse. Caigamos muertas, que nos maten, pero no rendidas. No hay que dar facilidades al enemigo. Es de lo que están deseando. Mejor que se vean en la situación de tener que decidir entre la negación de cumplir o el deber de hacerlo. Y si no lo hacen que lo tengan sobre sus conciencias. Pero nosotras tenemos que estar ahí demandando los derechos de nuestros hijos/as, peleando por su felicidad, por so inclusión, por una vida normalizada a través de la cual avancen. Porque yo he descubierto que mi hija es más inteligente mientras más vive con normalidad. Así que esa es mi lucha. No la voy a privar de nada de lo que cualquier joven de su edad pueda tener para que ella sepa y descubra que eso existe y a su vez, cuando yo no esté ella lo quiera y lo demande por sí misma. Por favor no desfallezca. Me da horror pensar que una madre desfallece. Ellos no lo harían sí tuvieran los medios y esos medios somos nosotras. Pide, denuncia, exige, habla con quién sea que te pueda ayudar. Acompaña a tu hija. Pero no desfallezca, ni la dejes en tu casa. No entera por eses camino. Es lo que hará que triunfen los que no deben triunfar. Cada gesto de esta clase es un paso atrás de lo que habíamos avanzado. No debemos caer en eso. Lucha por favor, por tu hija y por todos los demás hijos de todas nosotras.

Anónimo dijo...

Por lo que veo la decisión de no llevarla ha sido vuestra, no del colegio, fuiste tú la que no entregó la solicitud. De tomas formas los profesores están para enseñar, si llevan a un montón de cursos de excursión no pueden ponerse a cambiar pañales.

Anónimo dijo...

Respondiendo al comentario del último anónimo... ¿Cuánto tiempo cuesta cambiar un pañal??? 2 minutos??? quizás 3... y ese tiempo no se puede dedicar a esta niña, por ese motivo no puede ir de excursión??? Mercedes no tendría que haberse dejado ganar la batalla, pero los profesores tendrían que haber hecho un pequeño esfuerzo para que Teresa disfrutara de algo a lo que tiene el mismo derecho que todos los otros niños.
Los profesores están para enseñar y no para cambiar pañales, está claro, pero tampoco para castigar, para separar peleas, para expulsar a niños de la clase... y también lo hacen porque las circunstancias lo exigen. Con Teresa el control de esfínteres forma parte de su educación en este momento... así que si ella está escolarizada sí que es su deber ayudarla y atenderla como necesita.

rocío

Carlota Eugenia Chaves Mora dijo...

He llorado leyendo tu dolor.Como madre de una niña con Síndrome de Down créeme que te comprendo. Pero no desfallezcas por favor. Tu hija necesita esa guerrera que eres para luchar sus batallas mientras ella no sepa lucharlas y para darle el ejemplo que necesita para ser ella misma guerrera cuando le toque serlo. Te mando un abrazo, a la distancia, sé que no es lo mismo que un abrazo de verdad, pero va con todo mi corazón.

Anónimo dijo...

Los profesores tienen que hacer esfuerzos para esto, para lo otro, todo se les exige y de todo se les acusa mientras se les recorta el sueldo. Pues no, igual que un médico no se dedica a cambiar las sábanas de sus pacientes un profesor no tiene que cambiar pañales.

Anónimo dijo...

nunca debemos rendirnos. somos su voz, sus piernas y sus manos.
lo q me avergüenzan son esos profesores. ojalá nunca se vean en nuestra misma situación, o en la de nuestros hijos..... que sean mayores y nadie les quiera cambiar un pañal. Todo llegará. vergonya!

Yolanda dijo...

Querido anónimo, mi nombre es Yolanda. Soy madre de dos niños Marcos y Daniel. Casualidades de la vida, Daniel y Teresa la protagonista de este diario cumplen años el mismo día y también que un cromosoma de más se les cruzó en el camino...
Hoy como madre he preparado la cena de mi familia y no soy cocinera, he ayudado a mis hijos con los deberes y no soy maestra, he curado la herida de la rodilla de Marcos y no soy enfermera; como hija he escuchado a mi madre y no soy psicologa; como esposa he preparado la fiesta de cumpleaños de mi marido y no soy organizadora de eventos; como profesional he tenido que asumir bajadas: de salario, de recursos, de compañeros, vamos como la mayoría. En fin, no es cuestión de obligación, ni siquiera de bondad, sólo voluntad y ganas en lo que hacemos. Vocación!. Buenas noches y buen ánimo!

Yolanda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Un profesor no es un mero transmisor de conocimiento está para mucho más, y si no lo quiere hacer que se dedique a otra cosa. Si en una excursión algún niño se cae tendrá que curarle la herida pues sí esta niña necesita que le cambien los pañales lo tiene que hacer y punto. Mamá de 7 creo q no tenías que haberla dejado sin ir a la excursión porque poco a poco se les va privando de hacer cosas y al final entre uns y otros convertimos a una niña normal y estupenda en una persona diferente y lo peor es que ela empiece a tomar conciencia de que es diferente, porque no lo es. No bajes la guardia NUNCA

mama de 7 dijo...

Mi hija va a un colegio rural con no mas de 60 niños.
Pero aunque fuera a un colegio con 400 niños también tendría derecho a que se garantizara su bienestar.
Yo se que legalmente las profesoras no están obligadas a cambiar a Teresa y resultado de esto es que a veces he ido hasta en 3 ocasiones al cole a cambiarla.
Pero es que es una excursión o 2 como máximo al año. Tan difícil es decir, no te preocupes. Tan complicado.
Cuando un niño esta catalogado de necesidades especiales, es que significa que es especial, que tiene alguna necesidad diferente.
Y lo decidimos nosotros hartos de mendigar comprensión y ayuda. Hartos de ver mala cara cuando pides por favor y vuelvo a decir 2/3 excursiones al año.
La realidad es que estoy cansada de luchar por todo, de luchar por lo mas mínimo.

Tita dijo...

Animo bonita...y no vuelvas a hacerlo ¿eh? que bastante dura será la vida y la intentará dejar fuera, como para que desde casa lo hagáis ¡no, no, y no!

Seguro que para ti no mendigarías...pero para ella sí ¿a que sí? pues eso. Si hay que mendigar un cambio de pañal para que ella disfrute como LOS DEMÁS, se mendiga, y luego se le regala un bizcocho a la maestra que es cierto no tiene obligación.

A veces estamos hipervigilantes, viendo fantasmas donde no los hay.

Un abrazo apretao, y todo mi cariño

Anónimo dijo...

Esta sociedad considera al maestro un esclavo al que se le puede exigir todo. Que cambie pañales, administre medicinas, ponga termómetros, revise mochilas... A cambio esa misma sociedad los considera unos vagos que descansan todo el verano. Con los recortes de auxiliares y demás se espera que el profesor asuma tareas que no son las suyas y cuando se niega se le acusa de falta de empatía, profesionalidad, se le sugiere que se dedique a otra cosa... Insisto, no imagino a nadie pidiéndole a un médico que cambie los pañales a un enfermo, o a un piloto que pase la aspiradora por el avión. Todos esos sacrificios se les exigen al profesor al cual se le carga de tareas que la gente considera que son "lo mínimo que puede hacer", constantemente se le piden favores y se espera que lo haga de buena gana. Antes de juzgarlos habrá que pararse a pensar en que su trabajo también tiene competencias y límites. ¿Por qué han de ofrecerse a hacer algo que no desean y encima con "buena cara"? Cuántos de aquellos que tan ligeramente los juzgan se quedan, por ejemplo, a limpiar su oficina después del trabajo? Si tanto interés hay en que vuestra hija vaya a la excursión que la acompañe un familiar y atienda sus necesidades.

mama de 7 dijo...

Sabemos que los profesores es un colectivo muy vapuleado por los recortes y ademas las principales victimas no son ellos, sino los alumnos quienes sufren las consecuencias.
Pero también son maltratados el personal sanitario, administrativo, de seguridad, limpieza, comercios, etc.
Lo que esta claro es que esto tiene que solucionarse. La escolarización obligatoria de nuestra hija no debe de suponer una losa en nuestra familia. Bastante a disposición estoy ya del colegio, que no podemos ausentarnos del municipio por si acaso. Yo no puedo dejar de trabajar para irme de excursión. Al final te rindes, aunque duela.
Pero podría existir un extra económico (seguro que este idioma lo conocemos todos) por el que una profe o alguien del centro este dispuesta a cambiar a los niños si se mojan o se mancha, no solo los de NEES todos, porque hay niños pequeñitos. Y cobra ese suplemento independientemente de que cambie o no algún niño. Seria una posibilidad.
Pero si se escolariza en el centro un alumno con problemas madurativos hay que ser consecuente con las necesidades de ese niño/a.
No me vale tanta inclusión, integración, igualdad y respeto para ver que casi nada de eso se cumple.

Lunazul Mextitla dijo...

Fortaleza...a veces la sociedad aun no esta lista para grandes personas...UN ABRAZO

marisa-caro dijo...

Pase lo q pase hay q seguir luchando gente! Si hay amor no hay diferencias...y de estas situaciones de discriminacion vamos a pasar miles.... hay q ser fuertes y nunca bajar la cabeza ante ninguna ofensa! Fuerza siempre adelante y rodeados de buena gente!!

Alicia Llanas dijo...

que edad tiene teresa? cual es el problema en cuanto al control de la popo? es extreñida? no quiere hacer en el baño?

nosotros batallamos tambien con nustra hija, facil un año y medio estuvo en la escuela con accidentes de pipi y de popo, lo que nos soluciono o mas bien nos ayudo mucho fue quitarle los lacteos, y cambiamos a leche de almendra, seguramente ya has intentado muchas cosas pero si estas interesada en saber lo que hicimos mandame un mensaje

y te entiendo a la comprension, aca en lugar de que no falte me piden que vaya yo, y la verdad es que van otras madres tambien, pero para mi igual me da mas seguridad que vaya yo acompañando, y no me dedico solamente a mi hija, sino a un grupo de niños, a veces en los paseos es imposible que una maestra cuide a 30 alumnos asi que piden apoyo alos padres de familia, igual quisiera tener la tranquilidad de un dia decir que no puedo ir al paseo y saber que no batallaran con mi hija, pero eso aun es un sueño loco.

saludos!

Anónimo dijo...

Te entiendo perfectamente...es frustante ver el poco por no decir nulo interes q ALGUNOS profes y/o terapeutas muestran por sus alumnos con dificultades. Hay profesiones en las q es primordial tener vocacion y buen corazon. Deberia ser un requisito para q te dieran el titulo.

Anónimo dijo...

Si

mama de 7 dijo...

Teresa puede mantenerse seca a base de ponerla en el orinal o wc cada ciertas horas.
Con la caca, es que esta con nosotros sentada y se esta haciendo caca y no dice nada.
A veces da la casualidad que lo hace en el orinal porque esta allí sentada.
Por la mañana la tenemos sentada una hora a veces en el orinal después de dormir toda la noche y no hace pis. En numerosas ocasiones se va al cole sin que hayamos conseguido que lo haga. Y se lo decimos a la profesora que la ponga en el wc nada mas llegar y hasta para eso se te pone mala cara.
Hemos decidido quitarla la braga pañal cuando esta en casa o por el patio y que se haga pis o caca literalmente encima. No es la primera vez, pero veremos si así madura mas.
Tenemos cita en julio con el neurólogo infantil para ver si hay algún problema de maduración mas grave que impida este control.

Anónimo dijo...

Jesús fue un gran maestro, si decidiste o decidieron abrazar esa profesión habrá sido por vocación, ser maestro no es fácil, no cualquiera puede serlo!!!

Unknown dijo...

No decaigas por favor, no bajes los brazos, hay veces que nos cansamos pero después de unos días de bajón recuperamos nuestro valor y seguimos en la lucha. Espero que este sea el caso.

Marisunflowers dijo...

A mí me importa.

¡Mucho ánimo!

Anónimo dijo...

Leyendo la mayoría de comentarios, me entristece el echo de que la gente se dedique a tirar dardos al primero que pasa sin pararse a pensar en cual es el problema real de la situación.
Aquí el problema no es que un profesor no quiera cambiar un pañal. Ellos han estudiado y tienen una vocación que no implica cambiar pañales: simple y llanamente, ese no es su trabajo, ni han estudiado para ello, ni les pagan por eso, ni deben hacerlo, al igual que el cirujano que te opera no es el que después te pone y te quita la vía, porque cada cual tiene su trabajo y se ha formado para una cosa determinada.

Vuelvo con ello a lo que decía antes: el problema no esta en que un profesor no quiera cambiar un pañal, el problema reside en que este no DEBE hacerlo, así como tampoco debería hacerlo Mercedes.
Hay una profesión llamada auxiliar educativo, y es una persona con esa titulación la que debería personarse cada jornada escolar en el centro para satisfacer las necesidades especiales que pueda tener Teresa, y de ese modo, que el profesor pueda realizar su trabajo correctamente.
¿Que no se dispone de esa persona? ¿Que el sistema educativo no fomenta que estén en las aulas?
Por supuesto.

Aquí tenéis el problema.
Dejemos de dar palos a quien no se lo merece o a quien simplemente, no quiera cambiar el pañal a una niña de esta edad: que mucho se indigna aquí la gente pero me gustaría a mi ver cuantos levantan la mano para hacerlo cuando esto se convirtiera en vuestro día a día.

Por otro lado, y a riesgo de meterme donde no me llaman, vivo cada día las deficiencias (como la que tu explicas) del sistema educativo en NEES de nuestro país, y siento decir que tal y como está todo (y como va a seguir) la única forma de que Teresa, así como los niños con necesidades educativas especiales las cuales no permiten el grado de autonomía acorde a su edad, vayan a la par que sus compañeros o que realmente consigan unos avances y una adaptación real ya no solo curricular, sino también de sus necesidades, es optar por la escolarización en centros de educación especial.
Es una pena, pero esta es la realidad, y por el momento y hasta que no se consigan los recursos necesarios en educación como para que un profesor no deba desatender a 19 niños para poder cambiar un pañal, yo no usaría a mi hijo como conejillo de indias para una equidad y una integración en la escuelas que siendo realista y como bien habrás notado en estos años de escolarización con Teresa, es completamente inexistente.

Un saludo, y fuerza.

mama de 7 dijo...

El AT, ese personal que es un autentico lujo por la dificultad de obtenerlo. En esta época de asesores inútiles y derroche intolerable en otras cosas.
Yo no la pedía el favor a Ana o Mercedes como profesoras, sino como personas. Porque yo se que no es su obligación y así voy yo a cambiarla todos los días si hace falta. Cada vez voy menos afortunadamente, porque ese AT brilla por su ausencia. Asumo este hecho con cabreo pero lo asumo.
Pero, esta vez yo pedía un favor a la mujer, a la persona que pasa tantas horas con mi hija. Y así se lo he pedido en anteriores ocasiones. Pero han dicho que no, y entonces pues me parece decepcionante la falta de empatia con el niño con el que pasan todas las horas. La persona es lo que me produce cierto kdkkekks, no la profesora. Prefiere que una niña que la adora no vaya a una excursión, por no decir, no te preocupes, que si pasa algo yo la cambio, no se, me chirria.
Yo en mi trabajo he realizado muchos favores que no son funciones mías, pero también pienso que me gustaría que me lo hicieran en algún momento de necesidad mía.
Y por supuesto que he pensado en la educación especial, pero no es el momento, y no lo digo yo, lo dice tanto la orientadora como inspección.
Y las profesoras como profesionales son estupendas, geniales, sobre todo Mercedes, pero como persona pues ...
De todas maneras son bofetadas que se reciben, y hay que tragarselas una a una.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Anónimo, me siento tan identificada con tu comentario que he de volverte a contestar. En entradas anteriores, no hace muchos meses, Mercedes contaba su lucha para que el colegio contara con un auxiliar que no cuenta actualmente y que creo que en este curso ya han perdido la batalla. En esta entrada no se está pidiendo que los profesores lo hagan siempre y en todos momentos, sólo que lo hagan en el momento puntual de la excursión ya que los padres (que lo han estado haciendo durante todo el curso) ese día no lo pueden hacer y de esa manera Teresa no pierda una excursión que tan gratificante puede ser para ella.

Con respecto a la escuela de educación especial, es duro que lo digas con tanta afirmatividad, cada niño, cada familia son diferentes y sus circunstancias también. Mi hijo (con SDown y con más retraso madurativo general que Teresa) acude a un colegio de 400 alumnos y tiene una AT para él y dos chicos más de gran dependencia. De momento está integrado y bien atendido, pero en el momento en que ya no lo esté, tendrá que desplazarse 180 km para ir al único colegio de educación especial que existe en mi provincia. Como entenderás voy a hacer lo imposible para que mi hijo esté el máximo tiempo en ese colegio (a 25 km ya de mi hogar) y que ahí esté atendido correctamente. Pues esa es mi circunstancia y cada familia tiene la suya. Pedir y luchar por el bien de tu hijo no es pedir que los profesionales hagan lo que no deben hacer, es no dejar a Teresa arrinconada porque la diputación no pone un auxiliar que ella necesita. La lucha no debe ser sólo de los padres, también de los profesionales que la atienden, porque si algo tengo claro es que si Teresa se queda en casa los maestros dejan de hacer su función y la diputación y ministerio de educación se alegran, pues ya tienen la solución al problema, que no se vean, que no se integren en la sociedad, que se escondan en casita como hacían hace 50 años y así ellos no han de hacer nada de nada y encima se vanaglorian de que la educación es buenísima en este país!!!!

Uff, siento el discurso, pero me sale del alma. Me duele tanto la situación de Teresa, porque sé que mi hijo Isaac también tendrá que pasar en algún momento por ella que no puedo más que gritar al mundo: EN ESTE MUNDO CABEMOS TODOS, y si queremos ENTRE TODOS HAREMOS UN MUNDO MEJOR.

rocío

Anónimo dijo...

Tú pides respeto, lo que no practicas con los demás. ¿Por qué no lo cuentas todo, si lo que quieres es informar?. Que te ofrecieron otra posibilidad de escolarización para tu hija, donde iba a tener todos los recursos personales que necesita, pero tú prefieres exigir, exigir y privar a tu hija de medios y recursos. Tú exiges y ¿qué ofreces?. Que sí, que has ido al colegio hasta tres veces a cambiar a tu hija, y a lavarle la cara cuando la traes sin asear por las mañanas también. ¿Y lo de los pipis? ¿que no fuiste capaz de avisar al colegio para que informasen a las familias de que pusiesen medidas? Te callaste, y punto. Que no desatiendes ningún negocio, que allí no va nadie. Que no trabajas con tus hijas, con ninguna. Que las llevas a la hora del recreo al colegio o cuando te viene bien a tí. Pobrecita de tí. Te tenían manía en Soria y en Getafe, este año esta tutora, el año pasado en el cole de Getafe, el año que viene te tendrá manía la tutora que venga. Tú a dar pena, que es lo tuyo, a desinformar y a tergiversar, y a poner verde a los demás. Que eso te sube la moral y el ego. Quien no te conozca que te compre.

Aina dijo...

Soy el anónimo que empezó su anterior comentario con "Leyendo la mayoría de comentarios, me entristece el echo de que la gente se dedique (...)", para que no nos confundamos con otros anónimos, me pongo nombre.

Estoy segura que tu se lo pides como favor personal y que te frustra que te digan que no. Lo entiendo. Pero también entiendo al profesor. Aceptar eso es una responsabilidad extra y nadie piensa en que ese profesor tiene más alumnos que atender, y no nos engañemos, cambiar un pañal no se hace en 5 minutos y mucho menos si hay que buscar un baño porque no estamos en el centro escolar. Ponemos, que tardamos entre que vamos y volvemos unos 20 minutos (creerme, nada exagerado en una situación así, al contrario). Si en esos 20 minutos le pasa algo a alguno de los demás niños que tiene a cargo, sera culpa únicamente suya porque realmente, los ha desatendido sin ningún motivo, porque si la denuncian, lo mismo da que diga que estaba cambiando un pañal que que estaba fumándose un cigarro. La responsabilidad recaerá sobre ella.
Puede ser un favor personal, pero eso puede afectar a su trabajo de forma muy negativa. ¿Seguirías arriesgandolo todo? Todo el mundo piensa en Teresa pero nadie piensa en los demás niños. ¿Porque lo hacemos al revés?¿Porque no ponemos el caso de que sea Reyes la que se quede sin ninguna persona a cargo durante 20 minutos (con suerte) porque la profesora se va a cambiar un pañal? Si Reyes se hiciera daño entonces, no creo que te alegraras por ello, y menos sabiendo que la profesora no estaba ahí.

No podemos exigir de este modo, ni siquiera como favor personal.
Esta es la triste realidad. No es la mejor, pero es la que tenemos y hay que aceptarla.

Siento mucho en el fondo de mi alma que esto ocurra. Trabajo con este colectivo y lo que me duele a mi ver estas cosas, como lo que le ha pasado a Teresa, no se lo imagina nadie. Pero hay que asumir que la realidad es la que es, que la integración no existe, y hasta que la administración no haga un esfuerzo real, podemos darnos de cabezazos contra la pared y no conseguiremos nada, nada en absoluto, solo jugaremos con la educación de unos niños que no tienen la culpa de nada, atrasandolos en su desarrollo, comparándolos tontamente y creyendo que realmente les estamos haciendo un favor.

Actualmente la integración consiste en meter a un niño con necesidades especiales en un aula con otros niños de desarrollo normal y esperar que todo vaya bien mientras le ponemos velas a la mitad de los santos para que esto pase. ¿De verdad queremos seguir jugando a la integración? Hagamoslo. Yo no el diré que no a las familias que quieran intentarlo, solo aviso de lo que se van a encontrar.

Y si, lo afirmo así de alto y claro: actualmente lo mejor es optar por la educación especial. Apostar por la integración futura en la sociedad a base de fomentar ahora sus necesidades y olvidarse de seguir con un sistema educativo que ni esta preparado para acogerlos ni hace ningún intento para que esto pase.

Anónimo dijo...

Yo no se el caso concreto de la mamá de 7 pero Cualquier niño que tenga incontinencia tiene todo el derecho del mundo de ir a esa excursión como los demás. Un pañal se cambia en 5 minutos y ya me dirás que tiene quehacer esa profesora más importante en esa excursión, que ademas suelen ser excursiones que les ponen monitores para ayudar a los profesores, que ayudar a esa niña. Es de malas personas negar esas ayudas porque a los demás niños seguro que se les ayuda a muchas cosas, si son alérgicos , asmáticos diabéticos etc, y por eso no se les cambia de colegio para que se les atienda mejor en su problema. A ver si se entera ya todo el mundo que todos TODOS tienen el mismo derecho de ir a es colegio.

Anónimo dijo...

Qué falta de respeto mencionar el nombre de las docentes, que forma de exponerlas. Y al último comentario los profesores y lo digo claro PROFESORES, tenemos infinidad de cosas más importantes que hacer que cambiar un pañal.

Anónimo dijo...

En el colegio al que asiste Teresa ningún profesor es mala persona, te lo aseguro, ninguno... Así qué busquemos otros culpables a esta situación...

En el corazón del mundo dijo...

Yo soy docente. No de infantil ni de primaria, sino de secundaria y tengo bien clarito que mi profesión no se limita a transmitir conocimientos, sino que tengo la obligación de contribuir a la "formación integral" de mis alumnos y alumnas. Por tanto, si un alumno o alumna precisa de ayuda al margen de la transmisión de conocimientos, debo proporcionársela, porque con ello estoy contribuyendo a la formación de los futuros ciudadanos y ciudadanas.
Y los MAESTROS/AS (NO son profesores) si dan clase en infantil, a edades tan tempranas, deben tener bien claro que su trabajo consiste en formar de forma integral al niño y la niña, en todos los ámbitos de su desarrollo. Les dejamos en sus manos a niños y niñas de 3, 4 y 5 años, no a adultos, por tanto, hechos como cambiar un pañal o limpiar mocos, sí debería ser una de sus funciones, porque quizá a esas edades, no estén preparados para hacerlo por sí mismos. Quien intente desligar estas funciones del ejercicio de la profesión, personalmente creo que se equivocó de trabajo. Pero claro, en el mundo de la docencia hay tanta gente sin vocación...

Anónimo dijo...

Pues en todas partes consta claramente que no es función del maestro cambiar a los alumnos de pañal. Por otro lado un pañal con heces de una niña de casi 7 años es sumamente desagradable, no me sorprende que a sus profesoras no les apetezca cambiarlo.

Anónimo dijo...

Estoy realizando un trabajo sobre una fundación que atiende a niñas y niños con el síndrome, y me ha resultado muy emotivo el relato. Así que me voy a atrever a opinar sin que ello signifique que exista la menor sabiduría en mis palabras.
Efectivamente, creo que la integración es una lucha permanente. Lo es y lo será siempre, y esta ocasión es una muestra de ello. Pero también es un llamado a tiempo a sus vidas. ¿Por qué digo esto? Porque ante lo irremediable, será necesario crear otras opciones de entretenimiento tan o más poderosas que incluyan sin reparos a Teresa; podrán ser en familia o en pareja (tu y ella), o con ambos papis.
Ten la seguridad que esta innovación también llenará la vida de tu hija, que al fin de cuentas de esto se trata. Es decir, la lucha por la integración también incluye la preparación para el futuro.
Por mi parte, me comprometo a educar a mis hijas (aún pequeñitas) para ser sensibles al síndrome y traten con el mayor respeto y normalidad a toda persona con él.
Les mando un abrazo y, aunque sí puedo imaginar lo que sientes, también estoy seguro que esta rendición será inversamente proporcional a la felicidad que les espera, que les deseamos.
Un abrazo maravilloso para ustedes desde Xalapa. Me inspiran.
Oscar Alberto Ramírez.

Anónimo dijo...

Me parece impresionante que esta niña no pueda ir a una excursión porque lleva pañal. Es indignante, Teresa no tiene porque ir sólo con sus padres o hermanas tiene todo el derecho de ir a la excursión como los demás, y sus maestros, porque no son profesores, tienen la obligación de ayudarle. Creo también que sí está niña todavía tiene pañal es porque en el colegio no le han ayudado a quitárselo, si señores eso forma parte del aprendizaje y la autonomia de un alumno y en vez de darles vergüenza tener un alumno todavía con pañal ( culpa del profesor) te dicen q no se hacen cargo de ella. El control de esfínteres nada tiene que ver con el sindrome de down, lo normal es que ya no lo tuviera con 7 años. Si fuera otro niño tendrían más interés en ayudarle pero es más fácil decir que es culpa de la niña y así no se molestan en nada. Allá la conciencia de cada uno.

Anónimo dijo...

¿Qué un niño con pañal es culpa de un profesor? Dios mío!!! Ahora los alumnos son ya responsabilidad del profesor? Y los padres???

Anónimo dijo...

No les puedes pedir favores como persona porque no son tus amigas, para ti son las profesoras de tu hija, por tanto tu relación con ellas es únicamente dentro del ámbito profesional. Te tomas demasiadas confianzas.

Anónimo dijo...

Que cosas hay que leer...que un niño tenga pañal es culpa de su maestro? Y por favor revisa lo de las obligaciones del maestro y si encuentras la normativa que lo recoja no dudes en plasmarlo lo antes posible.

Anónimo dijo...

Los maestros tienen que formar a sus alumnos de forma integral, no se especifica en ningún manual cuales son las cosas que sí o que no se tienen que hacer, pero el sentido común te dirá que es lo que cada niño necesita. Si una niña con 15 años se sigue haciendo pis sería para ir a un médico pero con los años de esta niña no cuesta nada ayudarla un poco, y entre el cole y casa marcarle unas pautas y así lograr quitárselo. No se le está pidiendo a un catedrático de una universidad que le quite un pañal a una niña. Para ser maestro hay que tener vocación y creo que es una de las profesiones más bonitas e importantes que existen. El ver que algún niño que tiene dificultades consigue superarlas, para el maestro tiene que ser un orgullo que no se puede comparar con nada. Y cuando te encuentras a personas maravillosas en los colegios con vocación no los olvidas en tu vida.

Anónimo dijo...

Ser maestro no es siempre ser maestro de educación especial, no a todos nos gusta esa especialidad. Muchos no tenemos interés alguno en
limpiar culos y cambiar pañales, funciones que corresponden a los padres.

Anónimo dijo...

Eso no es ser maestro de educación especial, eso seria ayudar a un alumno de 6 años. No hay alumnos de primera y de segunda, todos tienen los mismos derechos y se les debería ayudar a todos por igual en sus necesidades. Además de ser algunos maestros unos ignorantes en conocimientos ,según se publicó el año pasado en unas oposiciones, algunos tampoco tienen sensibilidad ni vocación. Que pensaríamos si por ejemplo un cirujano de corazón dijera que sólo opera a personas con cardiopatías a fáciles de operar, que si son complicadas que no las hace porque no le apetece. O a un fontanero , que i la aeia es dificil que no te lo arregla. Probablemente les demandaríamos, como en todas las profesiones menos en la de maestro, a ellos para que se les denuncié tienen q hacer algo muy pero que muy gordo. Lo tienen fácil, con decir q es culpa del alumno lo tienen arreglado. Menos mal que hay muchos maestros maravillosos, que saben y que tienen vocación. A ellos deberíamos agradecerles habernos educado, formado y enseñadoa ser buenas personas.

Anónimo dijo...

La persona que pasa tantas horas con tu hija no es la "persona" sino el profesional. Pedirle favores personales transgrede por completo la relación profesional, tú no conoces de nada a Mercedes persona, conoces a la profesora.

Anónimo dijo...

Alucino. No conozco a Mercedes en persona, pero siempre he pensado que era la clase de madre que describes.

Anónimo dijo...

mercedes....acabo de leer esta entrada y te juro que he llorado poniendome en tu pellejo. Es una mezcla de rabia, decepcion y frustacion q no se como describir...a la q se le añade segun estoy escribiendo un miedo al mañana...es decir a septiembre, q tanto Teresa como mi hijo comienzan primaria.
Teresa no tiene auxiliar? mi hijo siempre lleva auxiliar a las excuesiones....y si no, la coordinadora de infantil. De cualquier forma, aunque no la llevara, te aseguro q ninguna profesora de las que ha tenido en infantil le hubiera dejado sin cambiar. De hecho, en toooooodas las excursiones tienen q cambiarle la ropa pq se"leva el santo al cielo" al estar tan entretenido, q se mea. Incluso 2 veces en la misma excursion...y yo les ofreci si querian q le pusiera bragapañal para esos momentos puntuales por comodidad para ellas y siempre me dicen q ni de broma, q ya le cambiaran ellas (la ropa de repuesto la llevan ellas)
Confio y espero q en primaria sigamos igual. En las excursiones al meos se q podra ir, q estara cubierto y acompañado, sean 1 dia o 2. Y la prmera vez q salió a dormir con el colegio aun no habia cumplido los 5 años...
En fin, q yo no concibo lo de dejar a los niños sin atender, lo siento. Es q tambien dejarian sin cambiar a cualquier crio sin SD q tenga una fuga????me parece indignante y denigrante!
animo mercedes! ya sabes q siempre nos toca "dar por culo"!!!! en mi caso no al cole, a educacion, pero siempre tenemos "algo".besos

Juampi dijo...

Chicos, un off topic y algo que ya saben: este blog es una belleza. Es un espacio de unión tan lindo que traspasa fronteras. Los abrazo desde Argentina.

Anónimo dijo...

lindo

Inma Muiño dijo...

Con respecto al tema de excursiones existe realmente una discriminación clara con respecto a los niños y niñas con NEE. Al margen de ello el profesorado se queja de que se les piden tareas que exceden sus funciones y ante ello en algunos casos se niegan a realizar estas salidas. Ahora me planteo...deben planificarse salidas que el centro no puede abordar eficazmente? Sí no es así creo que deberíamos plantear otras alternativas, en las que la igualdad de oportunidades sea la base. Lo que no se puede abordar con igualdad para todos, no es nunca una opción posible. Es muy sencillo, sentido común.