martes, 20 de mayo de 2014

SOLO HAY QUE DAR LA OPORTUNIDAD

Casi con toda seguridad nuestra chica con síndrome de down no sera una famosa maestra pastelera.

Pero si puede ser una excepcional e imprescindible ayudante de repostería.

Puede que no se lleve los honores ni ponga la guinda al pastel, pero si que puede ser la que amase y endulce los cupcakes  que luego saborearan y apreciaran cientos de personas.

Solo hace falta dar la oportunidad.




3 comentarios:

nimbus nim dijo...

Totalmente de acuerdo, y sin la masa amasada no se podrá poner la guinda!
Será un responsable ayudante de repostería! Y la más linda!
Un abrazo!

Marisunflowers dijo...

O sí lo será, porque el futuro no está escrito y no se puede poner puertas al mar.

Hay que evitar las negaciones. es intranscendente lo que no será. Lo importante es que será y vosotros estaréis ahí para apoyarla, acompañarla y sentiros orgullosos y dichosos de sus logros.

releante dijo...

Pues claro que si!!! Además será una estupenda cocinera-pastelera.... Y está muy guapa. Unabrazo