sábado, 7 de enero de 2012

ARTICULO QUE AYUDA A CONOCER, ENTENDER E INCLUSO ENVIDIAR A LAS PERSONAS CON SD

Es imprescindible leer el artículo que aparece en el número del pasado mes de  diciembre en la revista Down Cantabria, escrito magistralmente por Emilio Ruiz y que ayuda a  conocer y entender a las personas con SD

Tenemos tanto que aprender: lo que nos enseñan las personas con síndrome de down (+)

A los que tenemos hijos o familiares con síndrome de down nos sirve de guia para comprender mejor algunos de sus comportamientos y que en algunos momentos pueden llegar a desquiciarnos, como es su absoluta parsimonia y tranquilidad con la que se conducen.

A los lectores que no tienen ninguna relación con la trisomía 21, les ayudara a ponerse en la piel de un ser humano con SD y a descubrir que su vida es exactamente igual que la suya. Con diferentes matices pero misma intensidad.

Observando la hoja de ruta vital de una persona con SD,  es lógico sentir una sana envidia. Por una forma de vida sin maldad y sin añadidos superfluos que tanto nos complican a veces la existencia a las personas sin un cromosoma extra.

Un pequeño resumen del texto completo  (aconsejo leerlo en su totalidad).
                                           
Las personas con síndrome de Down nos enseñan capacidad de sorpresa ante el milagro de lo cotidiano. 
Nos enseñan paciencia en un mundo que rinde pleitesía a la velocidad. 
Nos enseñan constancia en un mundo que premia la superficialidad y la tarea rápida y poco  cuidadosa.
Nos enseñan tranquilidad en un mundo prisionero del reloj.
Nos enseñan amor desinteresado en un mundo de intereses.
Nos enseñan a vivir el ahora en un mundo preso del ayer y del mañana. 
Nos enseñan amor por la vida en un mundo violento y agresivo.
Nos enseñan entusiasmo por lo natural en un mundo en el que todos están de vuelta de todo y se lo saben todo.
Nos enseñan a estar pendientes de los sentimientos de los demás en un mundo en el que cada uno va a lo suyo. 
Nos enseñan a valorar los pequeños logros en un mundo en el que solamente unos pocos, los mejores, los número uno, son valorados y admirados. 
Nos enseñan a agradecer, en un mundo permanentemente insatisfecho

8 comentarios:

Eudoxia dijo...

Me gusta mucho le manera tan clara de escribir que tienes,de todas maneras leí el artículo en su totalidad ,me pareció excelente.Aveces pensaba si era casualidad, que las personas que he conocido con SD fueran tan parecidas en su forma de ser cariñosas,amables,respetuosas y otros valores más que no son nada comunes hoy día,muchas gracias por tu entrada y el texto compartido,ahora sé que no era casualidad,que hay muchas personas con estos valores!!Un fuerte y cariñoso abrazo.

Anónimo dijo...

No deberías incluir la palabra "envidia" en esta bonita reflexión que haces,tan positiva y tan a tener en cuenta,mamá de 7.

Un fuerte saludo desde Algeciras.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

maria liñan dijo...

me ha encantado ...mi prima sonia tambien tiene sd y tiene un arte k no se puede aguantar.un beso y k sepais k os adoro.un beso gordooooooooooooooo.

Anónimo dijo...

Me parece un articulo demasiado edulcorado que intenta esconder una realidad demasiado evidente:
Las personas con SD no podrán tener una vida normal: su vida social será nula, algo tan común como una novi@ probablemente ellos nunca lo podrán disfrutar ya que la sociedad no està preparada para eso.
Se que voy a ser criticado por esto, pero, una persona que tenga SD que no pueda tener amistades normales, ser feliz o simplemente disfrutar de la vida. Acaso eso es justo?
Sin embargo daremos un gran paso cuando los tratemos como personas normales y no como "excepciones"
Saludos.

mama de 7 dijo...

Hola anónimo.

Estas equivocado en lo referente a su vida social, que suele ser bastante activa dentro del circulo de amigos que eligen, que lógicamente suele ser bastante parecido a ellos. Y en el ámbito familiar, no supone ninguna,ninguna carga, al contrario suele ser un nexo de unión muy importante.

Pero todos elegimos amistades normalmente afines a nosotros.

Y también hay personas con discapacidad intelectual que tienen novia o novia y relaciones mas intentas, que lógicamente deben de ser controladas, nadie en su sano juicio habla de procrear.

Que las personas con SD tienen limitaciones, por supuesto, no vamos a negadlo, pero que su vida es mas parecida de lo que nos imaginamos que las personas que en apariencia no tienen ninguna dificultad.

Anónimo dijo...

Hola anónimo ;
Me refiero a una vida social "normal" es decir, personas con SD que entren a cualquier bar a tomar algo y que la gente les empiecen a mirar o que les prohiban la entrada a cualquier pub ( que de hecho pasa y seguirá pasando).
De acuerdo, pueden tener novia, pero el problema está es que, por ejemplo, si se dan un beso como cualquier persona normal la gente se escandalizaría( que, de hecho,ocurre).
En cuanto a la frase " nadie en su sano juicio habla de procrear". Por qué? Las mujeres con SD son fértiles y algunas de ellas están completamente capacitadas para cuidar de un bebé.
Y, por supuesto, las personas con SD tienen las mismas necesidades sexuales, y si se tiene oportunidad con su pareja pueden optar a mantener relaciones sexuales u optar a otros ámbitos como locales de alterne.
Saludos.

Anónimo dijo...

Disculpamé, quería decir hola mama, no había visto el nombre de usuario.
De nuevo . Un saludo.