sábado, 19 de diciembre de 2009

DEJAR DE IGNORAR PARA EMPEZAR A LUCHAR

El 7 de diciembre del 2008, este diario que con tanto cariño realizamos, recibió un empujón mediático importante:

http://blogs.20minutos.es/madrereciente/post/2008/11/07/el-saandrome-down-peligro-extinciain

Ha pasado el tiempo, y leo en el mismo blog que Madre Reciente esta pasando una situación dura, que no me es desconocida.

A ningún padre de niños con mas dificultades nos son ajenas estas vivencias. Estas circunstancias. Todo mi apoyo para Madre Reciente.

No quiero recordar esos momentos, la angustia y desesperacion del principio, porque han quedado atrás. Estamos en otra etapa. La ansiada normalidad.

Esto me reafirma en una reflexión que me hago muchas veces. Todos sin excepción, podemos ser padres de hijos con discapacidad.

Muchas mujeres que decían en sus comentarios del enlace del principio que jamas tendrían un hijo con problemas, esta claro que desconocen que sin elegirlo, pueden pasar al otro lado de la barrera. Dejas de ignorar, para empezar a luchar.

Madre Reciente, ¡¡ánimo, no estas sola!!, bienvenida al "club de los padres inasequibles al desaliento".

La deseada nieve ha hecho acto de presencia en Yanguas, y amenaza con no marcharse en mucho tiempo.

Eso hace que nuestra peque este algo resfriada, pero como es una campeona, cada día esta mas fuerte.

Las hermanas de nuestra chica con SD en cambio, encantadas con las calles nevadas, los trineos y los muñecos de nieve.



7 comentarios:

Cristina dijo...

Hola guapísima!!
Me ha llegado al alma lo que has escrito sobre esa madre,he leido su blog y le he dejado un comentario para que entree en el mio si quiere.Allí doy información sobre el autismo y cuento nuestra vida desde que el diagnostico llegó a nosotros.
La vida cambia y aunque al principio crees que se te ha arruinado,cuando sales del túnel descubres que és más bella todavía de lo que pensabas ya que te emocionas con cosas antes ni imaginabas...nuestros niños nos enseñan tantas cosas...sus ganas de luchar,de aprender,de ser felices...te enseñan que los pequeños detalles son grandes y que tienen más belleza de lo que nunca habiamos imaginado...yo con Natalia he llorado de alegría solo porque me ha acercado la mejilla a mis labios para que la bese...si eso no és felicidad...
Un abrazo fuerte.

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Hola:

He llegado hasta aqui, por Cristina la madre de Santi y Natalia que quiero tanto.

Es un gusto conocer a tu hija, con mucho cariño e interes seguire a tu hijita de cerca.


Georgina.

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Sigo aqui, me esta gustando muchisimo el blog de tu nenita, es una suerte haberlas encontrado.

Tus articulos son muy buenos, me gustan tus entradas, me animan, m motivan a seguir adelante.

Me gustaron tanto las palabras (se encuentran a la izquierda) que escribiste sobre el nacimiento de tu hija, me llenaron tanto el corazon.

Somos muchos los padres de niños con capacidades diferentes, niños especiales y maravillosos..."si se puede", eso me gritan tus palabras en este blog.

Me dare el tiempo necesario en las noches, cuando mi hermoso bebe duerme para leer tu blog, que me ha encantado.

Georgina.

Selene dijo...

encontre tu blog y lo lei desde el inicio.. me gustan los articulos que pones y como te preocupas no solo de tu niña (teresita) si no de todos tus hijos por igual, de los casos de tus amigas, das opinion de todo, pienso que eres una madre guerrera, y con un corazon inmenso, y dios nos manda pruebas que podemos superar, el nunca manda cosas que no podemos superar... y tu dia a dia creces como persona y como madre..

Montse dijo...

Hola guapa, me ha gustado mucho el post que has escrito.

Me identifico mucho con eso que has dicho de: " una reflexión que me hago muchas veces. Todos sin excepción, podemos ser padres de hijos con discapacidad"

También estoy muy de acuerdo contigo en lo que cuentas de las personas que dicen que nunca tendrían un hijo con problemas. Ni se imaginan que no dependen de ellos el pasar al otro lado.

Muy acertado el título de tu post: "dejar de ignorar para empezar a aceptar" Yo recuerdo la cantidad de veces que llevé a mi hija porque veía que no tenía movilidad, y el médico me decía que eran manías mías. Yo quería creerle, necesitaba creerle, y le creí, pero en el fondo de mi ser sabía que estaba equivocado. Pero yo no estaba preparada para aceptarlo. Después, me llené de fuerza y no paré de insistir hasta que derivaron a mi pequeña a una neuróloga, que sin hacer prueba ninguna detectó que el problema era una lesión cerebral (diagnóstico que cuatro días después fue confirmado mediante TAC)

A mi también me ha pasado la fase de la angustia y desesperación, pero creo que es necesario pasarla. Y cada uno la pasa cómo puede. Después, a seguir luchando.

En realidad las cosas no son tan malas o negativas cómo te parecen en un principio.

Gracias a mi pequeña he aprendido muchísimas cosas. He conocido gente que no hubiera conocido, he conocido otras realidades.

Estoy orgullosa de mi pequeña, de que poco a poco va avanzando, creciendo, aprendiendo.

No la cambiaría por ninguna niña del mundo.

Estoy orgullosa de ella, pero no voy a negar que estoy orgullosa de mi misma.

Por las cosas que nos han tocado vivir, hemos conocido niños y niñas con diversas "discapacidades" y mi hija ha tenido la suerte de compartir con ellos, y yo también.

A mi pequeña no le extraña ver a un niño en silla de ruedas, con sindrome de Down, autismo, etc. Ella está acostumbrada a estar con ellos. A jugar.

Yo siempre había creído en ese dicho tan popular que dice: "los niños son crueles" Pero ahora sé que es mentira. Los crueles somos los mayores.

Si juntamos a niños de todas partes, de todas razas, con diferentes problemáticas, ellos lo único que hacen es jugar. No juzgar. Somos nosotros los que juzgamos.

Un beso

Anónimo dijo...

Sinceramente, y con todo el respeto del mundo, pienso que al centraros de esa forma en vuestra hija con síndrome de Down estáis descuidando por completo a las demás, que también tienen derecho a su cota de protagonismo. No sería extraño que se sintieran desplazadas o marginadas. Una amiga tiene una hermana con síndrome de Down y me comentaba que a veces se sentía apartada, que siempre era su hermana, que ella estaba en segundo plano. Yo creo que vosotros hacéis lo mismo.

Un saludo.

Mama de Teresa dijo...

Anonimo, tienes razon.
Mas aun tenemos que tener mucho cuidado, e incluso a veces nosotros lo hablamos y hemos buscado asesoramiento del personal que la trata.
Hoy mismo Teresa ha faltado a su estimulacion. Te explico.
Era la actuacion del cole y las hermanas querian que mama fuera.
Por tanto, sabiendo que la estimulacion es primordial para la peque, hemos faltado, porque las demas tambien tienen el mismo derecho a que su madre las aplauda.
Es dificil no creas. Pero siempre tenemos la predisposicion de tirar hacia el mas debil, y desgraciadametne Teresa ahora mismo lo es.
Pero es una lucha, y nosotros, por lo menos, si que sentimos a veces que tenemos que frenarnos.
No es algo consciente en muchos casos.
Mis hijas reciben muchisima atencion, pero Teresa por las circunstancias actuales a veces mas.
No quiero para nada que suene cursi, pero es que aunque todas las hijas son iguales, tambien reconozco que el nacimiento de nuestra chica con SD, nos ha abierto a un mundo absolutamente desconocido, y somos unos primerizos en muchas cosas.
Saludos.