sábado, 6 de junio de 2009

ESTE DIA TENIA QUE LLEGAR...Y LLEGO


Me esta costando mucho acostumbrarme a las miradas indiscretas y constantes, de las personas con las que nos cruzamos, cuando vamos con Teresa por la calle. Cuchicheos, codazos, darse la vuelta repentinamente y sin ninguna consideracion, para ver mejor a nuestra chica con SD, como si fuera un bicho raro. Como, hombres y mujeres, en cuanto te paras, se "tiran" encima del cochecito del bebe y te abordan para darte palabras de consuelo o compasión, dando por supuesto que las necesitas; y piensas ¿que digo? ¿les mando a freír espárragos?.

Intento hacer que no me doy cuenta, pero no es así. Incluso soy tan tonta, que cuando siento que no la pierden de vista, me sorprendo a mi misma, comiendomela a besos, como queriendo hacer ver a todos, que la quiero mucho, aunque tenga SD. He llegado a la conclusión que tengo que ser un poco sorda, un poco ciega y un poco muda. No es fácil.

Hoy ha llegado el día, que no tenia que llegar nunca.

Ha sido en Mercadona (cadena de supermercados de alimentacion, droguería, etc), pero da igual el lugar. Hoy ha sido aquí, mañana allí. Iba caminando hacia la salida con Teresa y mi hermana Esperanza. Nos hemos cruzado con un joven de unos 25 años, que comenta en voz bastante elevada a la amiga que le acompaña: "pobrecita".

No he podido y no he querido evitarlo esta vez. Me he girado en redondo, y le he increpado al sujeto:

" pobrecita, ¿por qué?. ¿Que tienes tu que no vaya a tener mi hija? ¿trabajo, amigos, educacion, futuro?, lo tendrá igual que tu.
¿Cariño, amor, amistad? tiene tanto de esto, como tu jamas llegaras a tener".

Y he seguido mi camino, aunque las lágrimas de rabia que sentía, intentaban asomarse a mis ojos.

Hace ya unos días, en esta dirección:
os hablaba de la emisión en el programa Cámara Abierta 2.0., de un reportaje basado en esta bitácora.

Lo que mas me llamo la atención al verlo en casa, sinceramente, fue el rostro de Teresa. Lo mucho que se la notaba su SD. Ya se lo que tiene, pero no fui consciente de sus rasgos hasta el día que la vi en televisión. Me pareció muy distinta a sus hermanas, y esa diferencia, a la vez , la convierte en una criatura muy atractiva y cautivadora. ¿Puede ser este el motivo, por el que la gente se vuelve a mirarla sin disimulo?. ¿La rareza de su belleza, que te atrapa sin remedio?.

Cuando nace un hijo con dificultades, te informan de cuales serán sus progresos, sus aptitudes, sus avances, pero hay una parte, que nadie te explica, y es la reacción en la calle, de los desconocidos y como sobrellevar estos comportamientos, que sin ser importantes, son en muchos momentos indignantes.

Estos pequeños contratiempos tenemos que descubrirlos los padres sobre el terreno. Y a veces es bastante "cabreante" tener que vivirlos.

Os dejo este enlace al blog de nuestra amiga Violeta, http://violetarg.blogspot.com/2008/04/la-ignorancia-de-la-felicidad.html.
Su mama ya ha recorrido el camino, en el que yo me inicio.

29 comentarios:

ana pastor dijo...

Yo pase por esa fase y por diez más de una vez quise gritarle a alguien, pero llega un punto que la rabia se trasforma se convierte en ignorancia del ignorante y aunque es triste descubrir la verdadera cara del ser humano con Teresa descubrirás la mejor parte, lo que tiene de bueno en estado puro.
Mi marido tiene una calma increible ante estas situaciones es de los que le diría "tienes toda la razón, pobre niña que a lo largo de su vida tendrá que conocer gente como tú".

Anónimo dijo...

Yo creo que la gente los mira sin disimulo y se "apiadan de ellos" porque vivimos en una sociedad marcada por el éxito superficial.
La gente valora positivamente que tengas éxito social, profesional, económico; y además están seguros que por tener una diferencia (del tipo que sea)no lo van a conseguir. Lo cual no entiendo.
Y además se olvidan de lo que realmente importa en la vida, que es lo que tu has dicho: familia, amor, amigos, una formación, futuro, trabajo.

Yo también tengo una "diferencia", la mía simplemente es estética pero muy llamativa, tengo un ojo cerrado. Y la gente se apiada de mí, me mira, me para por la calle, me intenta consolar ( aún no sé de que). Y cuando ven que estoy casada, con un hijo, que soy universitaria y socialmente apreciada... SE SORPRENDEN!!! Como si yo no tuviera derecho, o fuera un motivo de alegría y fiesta.
Yo ya me he acostumbrado, pero te das cuenta de lo pobre que es la gente y en que basan la felicidad y el éxito en la vida. Y de lo importante que es la imagen para mucha gente, la imagen en el sentido de no salirte de ciertos canones.

Así que me imagino como será vuestro día a día en la calle. Por cierto, yo tampoco me acuerdo de mi ojo hasta que me preguntan qué me ha pasado; y es porque soy feliz como soy y me gusto. Supongo que por eso no recordabas lo distinta que es de sus hermanas, porque te gusta Teresa tal y como es.

Un saludo y enhorabuena por el blog.

Inma Cardona dijo...

En el caso de Miguel, es distinto, su autismo no tiene rasgos físicos, de todas maneras sus comportamientos también llaman la atención y a veces nos miran, sobre todo si tiene una rabieta, entonces nos miran, nos juzgan, incluso a veces nos riñen, "si fuera hijo mío, se iba a enterar..." Ha habido temporadas más dificiles, cuando tenía 4 y 5 años, que todo el mundo se creía con derecho a decirte como educar a tu hijo, ahora tiene 10, y además que tiene menos rabietas, la gente ya no lo ve tan bonito como a un bebé y lo miran menos. La verdad que leyendote he recordado algunas en Mercadona, Miguel tenía muchas dificultades con esperar y si había gente en las cajas, yo ya sabía lo que venía, sabía que tendría que escuchar los comentarios, aguantar las miradas... Fue una temporada dificil, después de hacer la compra siempre había lágrimas. Incluso la psicóloga bajaba a Mercadona a trabajar los tiempos de espera con él. De todas maneras va a temporadas, unas ni te importa y otras te da una rabia tremenda, ¡que la gente no tendrá problemas que tiene que buscarlos en los demás! Para mi Miguel no es un problema ni me da pena ninguna, es uno más de mis hijos y cada uno tiene sus necesidades, desde casa intentamos dar a cada uno lo que necesita. Un saludo Inma Cardona

INÉS dijo...

estas cosas hay que pasarlas y además creo que hacen más fuerte a quienes las pasan.Yo me inclino por acostumbrarse a ignorar y sonreir dando un besazo a Teresa ¡se lo merece!

mama de 7 dijo...

Eso lo hago muchas veces Ines. Cuando veo que miran, me la como a besos. Pero en el fondo, es como para justificar, que aunque tenga SD la quiero mucho.
Son cosas que hay que pasar

NOELIA dijo...

SE MUY BIEN DE LO QUE HABLAS. AL POCO DE NACER MI HIJO, MURIO UN PRIMO DE MI MADRE Y EN SU ENTIERRO, LA VIUDA VINO A MI MADRE CON UN "¿QUE TAL? ¿CÓMO ESTÁS?" COMO DÁNDOLE EL PÉSAME. Y MI MADRE LE CONTESTÓ YO MUY BIEN PEOR ES LO TUYO EL MIO ESTA VIVO EL TUYO SE MURIÓ. DE ESTAS COSAS LAS QUE QUIERAS, LA PRIMERA VEZ QUE FUIMOS AL PUEBLO A LA SALIDA DE LA IGLESIA HUBO UNA EXPECTACIÓN TAL ALREDEDOR DEL COCHECITO QUE POR UN MOMENTO PERDÍ DE VISTA LA NIÑO. Y LUEGO VIENEN LO DE SE LE NOTA POCO SE LE NOTA A RATOS, ETC.... YO SIEMPRE DIGO QUE LA GENTE SE DEBIA CREER QUE EL NIÑO TENIA CUERNOS O ALGO POR EL ESTILO, PORQUE SE QUEDAN COMO ASOMBRADOS DE QUE SEA FIJATÉ HASTA GUAPO.
EN FIN ESTA SOCIEDAD ES ASÍ, NOS OPERAMOS EL PECHO Y LUEGO LO ENSEÑAMOS EN EL "INTERVIU" COMO LO MAS NORMAL DEL MUNDO, PERO LUEGO SI NACE UN NIÑO CON UN CROMOSOMA DE MAS O ES TONTITO O TE DAN EL PÉSAME. SI YA LO DECÍA AQUEL VIVIMOS EN UN PAÍS DE PANDERETA.

marielu dijo...

Buenos días!
En estas cosas siempre pienso que hay un punto de inconsciencia de la gente, que no sabe encontrarse cara a cara con el diferente.
En mi familia ha habido un chico con síndrome de down al que yo he conocido desde que era un bebé, en mi casa se le trataba con tal normalidad que hizo muchas veces de canguro mío cuando yo era pequeña, ayudaba en las tareas de casa... El chico estaba tan agusto en casa de mis abuelos que había quien pensaba que era hijo suyo. Siempre he pensado que me siento afortunada de haber tenido una escuela tan buena en este sentido.

Actualmente, en mi trabajo tenemos una compañera con SD y cuando se incorporó pasé momentos de auténtica impotencia viendo como la trataban de "pobrecita", "qué graciosa que es" y cosas así. Él tema me saca de quicio. Es una chica de 30 años perfectamente capacitada para hacer su trabajo, no entiendo por qué la tratan así cuando hay otras 3 personas "normales" (grrrr) que hacen su mismo trabajo. Hice campaña para que la tratasen con normalidad y tras dos años parece que lo vamos consiguiendo. parece que van descubriendo que no le hacen ningún favor, que estas actitudes de falsa piedad hacen mucho daño...

Quizá me estoy yendo del tema, en fin, pido disculpas. QUería decirte, en definitiva, que muchas veces creo que la gente no lo hace con maldad sino porque no saben cómo reaccionar ante un niño o un adulto especial, y se olvidan de hacer lo más fácil, que es tratarlo simplemente como lo que es, un niño o un adulto, y nada más.

Muchos besossss

PD: ¿cómo está Reyes?

mama de 7 dijo...

Hola Marielu.
No te vas del tema para nada.
Hace tiempo puse un post sobre unos jovenes que trabajaban. Y comentaba la rabia que me daba, por los comentarios que decian los compañeros: "es muy buena", lo hace como cualquiera de nosotros" "es capaz", cosas de compasion, que a mi me pone los pelos de punta.
Claro que hay cosas que les cuesta mas hacerlas, y hay que reconocerlo, y ya esta. No estar todo el dia diciendolo.
Pero, es que esto de la calle, hasta que no te pasa, no te das cuenta. Es alucinante.
Y entonces me imagino, como debe de pasarlo una persona con algun problema grave estetico, en sus propias carnes.
A la gente la choca varias cosas:
a) que todavia haya gente que tenga niños con SD.
b) Que haya niños con SD
c) Que los tengan mujeres jovenes y guapas como yo, je, je. Parece que le toca a gente gris por dentro y por fuera. Y no.
d9 Y que ademas, esa familia este contentisima con su hijo Yo no se en otras,pero a la nuestra Teresa solo ha traido alegria.
Yo tambien me voy por las ramas.

Reyes muy bien, espabiladisima y muy guapa. Ya esta totalmente recuperada.

mili-violeta dijo...

¡¡Hola Mercedes!! soy Mili mamá de Violeta.No sé si nos conoces o no,creo que sí,varias veces he comentado en tu blog,sin embargo no me veo en la lista de amigos ¡¡no sé, a lo mejor no te guta mi blog!!.
Queria dejarte un post de cosas que me pasaron de este tipo.
Esta en el blog:
http://violetarg.blogspot.com
En el archivo 2008,viernes 25 de abril.
Se titula:"LA IGNORANCIA DE LA FELICIDAD".
Eso hasta el año pasado, ahora aun hay más cosas,¡¡pero bueno!!así es la vida.
Besos para toda la familia.

Anónimo dijo...

Fíjate por dónde q cuando me dijeron q Galder tenía SD lo primero q se me vino a la mente eran esas situaciones: ir por la calle y la gente mirándonos, compadeciéndonos.... pq creía q compadecían a los padres y se olvidaban del niño.
Hoy día ya no sé qué decirte. Quizá "no sea para tanto" o sea q ya me he acostumbrado. No nos miran tanta gente como yo pensaba y en los parques alucinan con la edad y siempre oyes ese: no se le nota mucho, tiene poco, verdad??? (seguro q te has cansado de oirlo).
Lo peor es la gente q se cree q "santa ecografía" lo detecta todo y "santa amniocentesis" te asegura un hijo sano sanísimo.

De todas formas, nos ha sorprendido gratamente el cariño q hemos recibido de tooooodo el mundo: familia cercana y más lejana, amigos y amigos q pensábamos más lejanos... Todos se han volcado con el niño y con nosotros.

Anónimo dijo...

Se que no soy quien para dar consejos... pero sigo siempre tu blog y no podía dejar de leer tu entrada... y comentarla. Creo que debería ponerme ya el mismo nombre... porque siempre te firmo como anónimo!
Por un lado creo que hiciste muy bien en contestar a esa persona. Probablemente yo hubiese hecho lo mismo, y estoy segura que ésa persona habrá reflexionado y se habrá dado cuenta de un millón de cosas... pero por otro lado... quizá cuando Teresa sea más mayor y comience a entender todo lo que dices, le haga daño... no tanto lo que digan de ella (porque los niños son muy fuertes, y aunque no tenga discapacidad ni SD, los niños también son muy crueles y se insultan entre sí por simples defectos físicos, pero ellos lo superan y lo saben llevar antes o después), pero sí creo que pueda dolerle el ver a su madre así. No sé si me exlplico...
Tiene que ser duro lo que cuentas... los seres humanos somos muy ignorantes...
La verdad que cada palabra que escribes aquí es digna de reflexión.
Gracias por compartirlo con nosotros.
Un besazo a Teresa.

Cristina.

mama de 7 dijo...

Tienes razon anonimo. Yo creo que esta es una fase que tengo que pasar, y que no me durara mucho.
Cada vez me doy mas cuenta, pero a la vez me molesta menos.
Lo que pasa, es que el otro dia lo escuche por primera vez, asi, a bocajarro.
Tambien decir, que el cariño, el respeto y el amor que le dan a nuestra chica con Sd es enorme. Lo que pasa es que suele ir aderezada en muchos casos de un poco de compasion. Y la gente esta muy equivocada si creen que la necesitan. Necesitan respeto. Se puede mirar una vez, no pasa nada.

Superwoman dijo...

Yo reconozco que sería de las que me quedaría mirando a Teresa... pero porque miro a cualquier niño en un carrito que me pase por el lado (voy necesitando un bebé en casa y no le echo tanto valor como tú ;)).

No coincidimos en muchas cosas, pero sí en que la conmiseración de la gente sobra. Tú sonríe... y de cuando en cuando date el gustazo de soltarlo como en esta ocasión, que te quedas de un relajado...

Un supersaludo

Anónimo dijo...

Melina tiene 3 añitos y sigo enfureciéndome cuando la gente la mira compadeciéndola: " qué lástima, es tan bonita!" grrrrr. Me pone fueriosa, no puedo manejarlo. No puedo tolerar que se acerquen a tocarla como quien toca el manto de la Virgen. No es una santa, es mi hija!!!! Tiene síndrome de down, sí, y qué? Es una niña como cualquier otra, y por cierto muuuuuy traviesa. Cómo te comprendo, Mercedes!
Cariños desde Argentina,
Claudia

Anónimo dijo...

Intento comprender lo que sientes y por supuesto tienes razón, sin embargo la sociedad en general somos así, reaccionamos muchas veces sin mala intención pero sin pensar en las consecuencias de nuestras miradas, comentarios, e incluso actos en muchas ocasiones. No te conozco ni tampoco a la persona que hizo el comentario pero en cualquier caso, tu amor por tu hija es tan grande que te compensa de todos los ratos malos que te podemos hacer pasar cada uno de nosotros que muchas veces tenemos menos cabeza que un mosquito. Continua luchando por lo que quieres que yo estoy seguro de que a tu hija no la faltará nada de lo importante y además ella lo sabe y lo nota. Animo, y no te enfades por lo energumenos que somos muchas veces los que nos consideramos "normales".
Un abrazo

Papás de Mary Tere dijo...

Creo que el día que "nunca debe llegar" es aquel en el que nos conformemos, y concluyamos que "así es la gente y nunca cambiará".

No. nuestros hijos tienen derecho al respeto social, como cualquier otra persona, y cuando un derecho no se respeta (aun sin culpa), se exige su cumplimineto. A nosotros, como padres, nos corresponde en primer lugar.

La gente y la sociedad es la que tiene que cambiar, y para eso es necesario que el tema de la discapacidad en general se estudie en las escuelas, igual que las matemáticas.

Por más dura que haya sido tu respuesta, esa persona ya aprendió a respetar.

Aplaudo tu respuesta.

Papá de Mary Tere.

NOELIA dijo...

SIGUIENDO UN POCO CON EL TEMA PERO EN OTRO AMBITO, A MI LO QUE ME PONE DE LOS NERVIOS ES EL TRATO COMO NIÑOS ETERNOS (Y MI NIÑO SOLO TIENE 9 MESES), ME REPATEA LAS FRASES TIPO: "IBAN DÁNDOSE UNOS BESOS UN PAREJITA DOWN" "QUE GRACIOSOS", VAMOS IGUAL QUE CUANDO MI HIJA MAYOR CON 3 AÑOS LE PLANTÓ UN BESO EN LOS MORROS A SU PRIMO DE CUATRO, UNA GRACIA TREMENDA, SOLO QUE LA PAREJITA TAN MONA TIENE ENTRE 20 Y 30 AÑOS. PERO BUENO NOS QUEDA EL CONSUELO DE QUE PODEMOS CAMBIAR LAS COSAS PERSONAS COMO NOSOTROS Y LO QUE DIGAN LOS DEMAS COMO DICE MI HIJA MAYOR: ME IMPORTA UN HUEVO.

Vero dijo...

La gente es estúpida por naturaleza...yo si me cruzase con vosotros claro que me hecharia a carrito, pero pa comerme a besos a Teresa...y eso lo hago siempre...cuando veo un niño...Teresa es como los demás, va a tener lo que tienen todos, no se porqué la gene te da el "pesame" cuando te ve con un hijo así. El otro día en un super vi a un peque con SD, mas bebé que tere, era tannnnn bonito (como tdos los niños claro) que no pude evitar ir a tocarlo, si vierais que sonrrisa me hecho..y los padres...encantados,Yo creo que eso es cuestión de eucacón, hay que quitarle a la gente de la cabeza que ser diferente es tener un inconveniente...no es así. Espero algún día poder educar a muchos niños/as es la igualdad y el respeto por las posibilidades de cada uno

Anónimo dijo...

Hay gente que por ignorancia, por incultura, por morbo o incluso por maldad pueden llegar a mirar o a hacer comentarios molestos. ¡Mucha paciencia y mucho ánimo!.

Alma dijo...

Ya te lo han dicho por aquí, hay gente que pienso que miran sin maldad pero también hay gente muy maleducada y sobre todo muy ignorante sobre el tema. A mí me sienta muy mal cuando se quedan mirando a Mario y ni siquiera tienen una sonrisa para él y eso que mi pequeñín va llamando la atención por la calle, persona que ve le dice "Hoa" (hola) y hay quien le sonríe y le contesta pero también hay quien le mira como si fuera un bicho raro. A esa gente me darían ganas de decirles algo pero creo que no merecen que pierda mi tiempo con ellos, tan valioso por otra parte para disfrutarlo con mi niño. Ellos se pierden conocer a nuestros hijos y su auténtica realidad, realmente se sorprenderían, te lo digo por Mario, que más de uno se ha quedado pasmado con lo espabilado que está. A mí también me han dado el "pésame" y me han llegado a decir: "Pero si es precioso" y yo me pregunto: ¿es que tendría que ser feo? Lo que te digo, la ignorancia es la tónica general así que tú ignora a esos ignorantes y disfruta de tu pequeña, que está preciosa.
Me alegra que Reyes ya esté totalmente recuperada, estará hecha un bollito, a que sí?
Un fuerte abrazo.

CRIS dijo...

Tú piensa en las cosas por las que la gente se escandaliza, te margina, te humilla...

Al final, quizá llegues a la conclusión que más que "acostumbrarte" a ellas...casi hay que dar gracias por tener otra mentalidad y pensar que la ignorancia, es quizá el peor de los males.

Lo que nos hace parecer débiles, en realidad es nuestra mayor fortaleza.

Un abrazo

Anita dijo...

Hola Mercedes, nuevamente vuelvo a decirte que gracias a tu pagina yo he aprendido mucho.
Antes cuando decian que alguien tuvo un niño con Sindrome de down,yo decia "pobres", "que lastima" y estupideces por el estilo. Desde que conoci tu historia, mi respuesta cambio.
Con esto de "mirar", me pasa que cuando veo a alguien con alguna caracteristica diferente lo miro "de mas", por asi decirlo, pero no por hacer un mal,o discriminar o lamentarme, en realidad no se el porque y ahora que lo decis debo quedar como perfecta estupida e ignorante. Porque que quizas la otra persona toma esas miradas mal. En fin... no se si logre expresar lo que queria, espero que si.
En sintesis, me encanta tu blog, la manera de contar tu historia y de escribir este diario. Te felicito.

mama de 7 dijo...

Gracias Anita.
Yo seguramente tambien miraria, y diria, ¡que niña con SD mas guapa!.

Pero es que hay formas y formas, y la mayoria son avasalladoras.

Y si te preguntan, no es para decirte,que guapa tu hija sin mas, directamente al SD, y "pobre, con lo despierta que parece!. Cuando te dicen eso, lo demas no importa.

Porque de pobre nada.Yo tengo una gran lucha para que a Teresa no se la trate ni de regalo, ni angelito en la Tierra.Eso si maravillosamente diferente en muchas cosas, pero como sus otras hermanas tienen otras cualidades.

Una lucha apasionante, no creas.

Claudia dijo...

Soy Claudia, mamá de Lola de 5 meses, casi 6. Soy una persona de bajo perfil, y cuando nació mi nena todo el mundo iva a verla, con la excusa de llevarle cositas, tal cual si hubiera nacido el niño Jesús. Sabía en mi interior, que más de la mitad iban a "observarla", es más, a una persona se la desvestí un poquito, con sutileza, para que la viera completa y dejara de ir a cada rato.
Otra persona, un médico, colega mío, me dió el pésame, literalmente. En fin no es lindo, no te digo que en el fondo no me moleste, pero creo que la mayoría lo hace desde la ignorancia, no todos son malintencionados.
No les de más importancia de la que tiene. Estimula cada momento a tu niña, y pensa que ese tiempo de rabieta, es un segundo desperdiciado en tu hijita y es una neurona menos que podes recuperar.

Te invito a mi blogs nuevecito
lola26lucas22.blogspot.com

Anónimo dijo...

Estoy harta de la gente que dice "hay gente que es imbécil, hay gente que es estúpida, etc...", y no se para a pensar en que existe la posibilidad de que algún día la misma gente que dice eso puede cagarla a base de bien, igual que hace la gente a la que critica.

Yo soy discapacitada, así que debería ser consciente de que todos merecen respeto, que nadie debe ser mirado ni ser digno de lástima, pero a veces, por puro despiste, me sale un "pobre" o digo barbaridades tremendas. Y siempre que las digo, no lo hago de corazón. Simplemente, son los nervios del momento.
Y sí, miro a los que son diferentes. Es natural: es la curiosidad humana.

No es que seamos estúpidos ni crueles: simplemente, somos humanos y a veces la cagamos, ya sea por torpeza o curiosidad.

¡¡A ser más comprensivos!!

PD: Recordad que yo soy DISCAPACITADA. Lo repito por si no se me entendió la 1ª vez.

Changaleona dijo...

La discapacitada del último comentario soy yo. Me identifiqué como "anónima", y no me mola esto, ¡lo siento!

mama de 7 dijo...

Si yo siempre digo, que yo tambien me volveria a mirar una niña pequeñita con SD, no lo niego. Pero jamas diria pobre,porque no se me ocurriria.
Y te puedo asegurar que la palabra que mas dije el dia que nacio Teresa precisamente fue esa: pobrecita.
Pero una cosa es mirar y otra tirarse encima, comentar.
Yo ahora si veo una niña y miro, veo a los padres con admiracion, por valientes.

Nia dijo...

Jo, qué triste y qué mala educación. La verdad es que la "lastimita" hace mucho daño porque no permite la comprensión.

lucastieneblog dijo...

hola: soy Monica, mamá de Lucas.
te dejo un ejemplo de que eso que pasó, tarde o temprano lo vivimos todos. de ahí que siempre se diga que los papás de niños con SD o cualquier discapacidad tenemos un lazo que nos une, que nos hace comprendernos, un lenguaje común ( como apuntaba hoy un artículo en down21.org). a mi siempre me da pena la persona que hace estos comentarios, muchas veces no es maldad sino ignorancia ( no sé que es peor) pero lo que está claro es que siempre duele, y mucho! ¡ánimo porque no estamos solos! sabemos comprendernos

http://lucastieneblog.blogspot.com/2011/02/nos-toco-llorar.html