miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿NOS PRESENTAN EXPECTATIVAS NO REALES?

Portada

El mensaje que aparece abajo, lo puse ayer en el foro de down21.org.

Leer las respuestas. Además de estar escritas por profesionales, alguno es padre de personas con Sd.

En ellas esta la clave. Eso si, te pone (por lo menos a mi), un poquito los pies en la tierra.


Fecha:
17/12/2008 a las 19:17
Tema:
¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?

MENSAJE:
Hola, hoy hemos tenido una reunión tanto con el fisio como terapeuta para valorar los avances de Teresa. Conclusión: su situación física es un freno para sus avances. Ella quiere hacer muchas cosas, pero su cuerpo pues no responde adecuadamente. Lo bueno es que esto se soluciona con trabajo y trabajo. Ira mas lenta, pero lo ira consiguiendo. Una de cal y otra de arena.
Yo les preguntaba que tenia que hacer para que mi hija fuera un Pablo Pineda en niña. Puede parecer una tontería. Pero es lo que todos queremos ¿no?.
Me han hablado muy claro. Estos anuncios a veces hacen mas daño que beneficio a los papas de niños con SD, porque nos presentan unos casos que parecen habituales, y no lo son. Que el anuncio de Cajamadrid, esta muy bien, pero para nada refleja la realidad. Me comentaban que a los papas de niños con SD se nos pone unas expectativas de casi normalidad, que luego la realidad se encarga de rebajar. ¿Esto es así?.


RESPUESTAS A LA PREGUNTA:

#5437
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
por Jesús Flórez (17/Diciembre/2008)

Estimada Mercedes:
Por desgracia es así.
Nos ponen o nos ponemos expectativas tan altas y fuera de la realidad, que terminamos por hacer sufrir a nuestros hijos y por sufrir nosotros mismos.
Trabajar sin desfallecimiento pero con realismo es la solución. A sabiendas de que cada vez conseguimos más, pero paso a paso.
Hay un principio descrito en el síndrome de Down: el principio de Dennis; se parece al famoso de Peter. Y consiste en situar a nuestros hijos en un puesto que rebasa sus capacidades reales. ¿Quiénes son los hijos que más sufren? Aquellos cuyos padres les sobreexigen para que alcancen ese modelo que nos han puesto, y aquellos cuyos padres no confían en ellos, carecen de objetivo y no se esfuerzan.Como ve, es preciso un punto de equilibrio.
Y es que nuestro objeytivo como padres no es que nuestro hijo haga una carrera o brille de manera... que se ael mejor. Nuestro objetivo real es que nuestro hijo sea feliz, es decir, encaje bien, tenga estima de sí mismo, trabaje, sea útil, tenga buenas relaciones, desarrolle sus habilidades sociales... Todo ajustado a sus reales capacidades. Todo un programa, créame, enormemente atractivo, apasionante.
Olvidémonos de los Pablo Pineda; hay cientos de jóvenes y adultos con síndrome de Down no menos felices que él, que llevan una vida plena, aunque no hayan cursado una carrera.
Le deseo mucho ánimo.Jesús Flórez


#5433
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Emilio Ruiz (18 /diciembre/2008)

Estimada Mercedes:
Es inevitable que cuando uno recibe la noticia de que su hijo tiene síndrome de Down tenga la tentación de pensar que va a hacer de él el mejor síndrome de Down del mundo.
Desafortunadamente, cuando eso se plantea así, hay muchas probabilidades, muchísimas, de que se fracase, ya que el mejor solamente es uno.
Pablo Pineda ha hecho mucho bien en el mundo del síndrome de Down al mostrar a la sociedad que las posibilidades de las personas con síndrome de Down son enormemente mayores de las que en un principio se pensaban.
Pero también ha creado expectativas en muchos padres que son irreales, y por tanto, arrastran con mucha probabilidad al fracaso y a la frustración.
Si un padre cuyo hijo juega al fútbol le dice y le hace creer que llegará a jugar en el Real Madrid o en el Barcelona y lucha día a día para que lo consiga, tiene infinitas probabilidades de fracasar y de frustrarse, tanto él como su hijo. Y es que solamente uno de cada millón de niños que juegan al fútbol en un equipo en este país llega a jugar en esos equipos grandes. Lo mismo pasa con la expectativa de intentar que cada niño con síndrome de Down llegue a la Universidad.
Solamente uno de cada millón lo puede hacer, y eso hace que 999.999 obligatoriamente fracasen.
De todos modos, según las últimas estadísticas, algo más del 20 por ciento de los españoles tiene un título universitario, lo que significa que 8 de cada 10 no tienen título, por lo que no parece que sea una meta obligatoria, ni siquiera para quienes no tienen síndrome de Down.
La mayoría de los padres sí puede aspirar, como dice el doctor Flórez, a que sus hijos tengan una vida normal, convivan con la familia como uno más, vayan a la escuela ordinaria, compartan su tiempo de ocio en entornos normalizados, tengan un puesto de trabajo, participen en la sociedad como un ciudadano más y sean felices.
Eso sí puede lograrlo la mayoría, y esa es la meta hacia la que deberíamos dirigir los esfuerzos. Esa es una expectativa de “normalidad” hacia la que sí se puede aspirar y que tiene muchas más probabilidades de éxito.
Un afectuoso saludo



#5432
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
por Luis Bulit Goñi (18/Diciembre/2008)
Querida Mercedes
Excelente tema.
Excelentes las respuestas de Emilio y Jesús.
¿Cuántas veces nos pasa lo mismo con nuestros "otros" hijos... los que no tienen síndrome de Down?
Recuerdo el libro de don jesús, la nueva dimensión, en la que reflexiona sobre esa conocida frase nuestras, de los papás, que decimos que "sólo queremos que nuestro hijo sea feliz" y lo mucho o poco que pue implicar esa afirmación...Buscar el equilibrio nunca es facil.
Si es apasionante, como lo dice don jesús en su respuesta a tu correo. Equilibrio para no exigirlos más allá de sus reales posibilidades. Equilibrio para no caer en la tentación de dejarlos hacer lo que quieran. Equilibrio para no rendirnos cuando sabemos que él puede alcanzar un escalón más alto y lo acompañamos en la tarea con alegría y paciencia...
En fin... Estios ejemplos, como el de pablo, pueden servir para el gran público que piensa que nuestros hijos no sirven para nada, pero a la par hemos de enviar el mensaje que apún los que no lleguen a tales niveles, tienen muchísimo para dar y hacer y que también es valiosio.Claro, en esta sociedad existista esto no es simple... pero hemos de intentarlo, tanto en casa como en la sociedad.
BesosLuis


#5431
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS?

En APANID que es el centro al que va Teresa a su estimulacion, me decian que los padres de niños con SD somos los "peores", porque a veces somos los que tenemos peor conformar. O que no nos conformamos con nada.Queremos mas, mas y mas, y aunque siempre es sano es querer mejorar, pues que no valoramos a lo mejor tanto los progresos que si nuestro hijo fuera paralitico cerebral por ejemplo.Nos ponemos metas mas rapidas, porque sabemos que tarde o temprano va a conseguirlas: andar, hablar, leer, etc. Cosas que en otras discapacidades a lo mejor no son posibles.Por eso, en el fondo ¿es publicidad engañosa lo que sale por la tele?.




#5428
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Chus

¿Alguno de nosotros ha conseguido un premio Nobel, un premio Príncipe de Asturias?Seguramente la inmensa mayoría no.
El hecho de que nosotros no lo consigamos no quiere decir que no admiremos, incluso necesitemos de quienes sí lo consiguen.
¿Alguno de nosotros tiene como objetivo en la vida conseguir un Premio Nobel o un Príncipe de Asturias?Seguramente la inmensa mayoría no.Bueno, pues para mí Pablo Pineda es el Premio Nobel o Príncipe de Asturias del Síndrome de Down.Es decir, el premio en sí no es malo, Pablo Pineda es magnífico.Lo que ya no es tan bueno es que haya alguien que quiera conseguir lo mismo, sin tener en cuenta todos sus aspectos vitales: capacidad, oportunidad, etc.
Pero entonces el problema radica en aquéllos que no tienen la sensatez de discernir las dos situaciones.
En los anuncios sale Nadal y no el décimo en la clasificación, pues aquí igual.
Pero si seguimos con ejemplos, también podría ser dañino si nos fijamos en la cantidad de jóvenes que han conseguido una autonomía personal y que han conseguido un trabajo y que eso puede llegar a frustrar a los padres que sus hijos s.d. no saben leer ni escribir.
¿Dónde está el límite de la ejemplaridad?Pues en la conciencia de cada uno consigo mismo. Y esta conciencia se adquiere con el trabajo diario, quienes quieren milagros, es decir resultandos sin esfuerzo, sulen ser los se miran en los ejemplos, en lugar de en sus pasos conseguidos.
Olvidamos que porque nuestros hijos todos ellos son s.d. nos creemos que son iguales, lo que equivale a decir que si yo tuviera un hijo sin s.d. sería igual al resto de hijos del mundo. Y no es así.Es decir, el s.d. es una parte, pero no es el todo, para que sea determinante el logro vital de una persona. Depende de sus circunstancias de nacimiento (aparte la trisomía), de su salud, de su ambiente familiar, social, educativo; de las oportunidades que se le brienden.
No nos olvidemos, las personas somos genotipo y fenotipo.
Por lo tanto Mercedes, sugiero se cambie la pregunta:¿ME PONGO DEMASIADAS EXPECTATIVAS?
Yo personalmente sí siento admiración por Pablo Pineda, no es porque sea famoso, tenga dos carreras, haga un anuncio publicitario... sino porque cuando le he visto en reportajes me ha producido admiración su capacidad de razonar, y por su puesto ese logro le querría para mi hija, y por conseguir ese objetivo (y no el clon de Pablo) cada día hago los deberes con ella, leemos juntas, bailamos juntas, acude a natación, a baile, acude a logopedia, juega con sus amigas, acude al colegio, vamos al cine, vamos al teatro... es decir en mi mano está ofrecerla oportunidades, está trabajar con ella... y si lo consigue ella y todos los que la queremos seremos inmensamente felices, pero si no lo consigue o lo hace en menor nivel, seguirá siendo nuestra princesa y valoraremos su esfuerzo por ser quien es.


#5403
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? creado por Saro

Gracias, Mercedes, por haber provocado este diálogo tan apasionante.Gracias a ti y a todos los que han contribuido al mismo.Me parece que esta tertulia es una más de las maravillosas oportunidades que nos regala este increíble portal.Un abrazo a todos. Feliz Navidad.Saro
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Saro


#5405
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? por Mercedes

Los dos articulos a los que hace referencia, no solo han sido interesantisimos, es que nos han parecido muy esclarecedores de lo que tenemos entre manos.
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Mercedes ()


#5411
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Jesus Florez

Ya que Chus ha terciado en esta tertulia iniciada por Mercedes, les animo a ver el último acontecimiento de su hija Irene en la siguiente página:
www.downcantabria.com/revistapdf/99/179-180.pdfY una vez que la lean, pueden conocerla en www.nortecastilla.es/20081214/segovia/pr...ncurso-20081214.htmlUn cordial saludo.Jesús Flórez
Introducir código aquí Por favor, aunque no se vea ningún BBcode ni botones de smiley, son usables igualmente
Jesús Flórez ()


#5413
Re: Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Jesus Florez

Querida Mercedes:Le hemos llenado de opiniones, ideas, principios... a lo mejor ha sido como una ducha de agua fría inesperada. Usted es muy inteligente y seguramente todo ello le hará reflexionar.
Su experiencia con el mundo del síndrome de Down es reciente, y es lógico que no alcance toda la perspectiva adecuada. Aquí se ha dicho muy bien por unos y por otros: todos somos diferentes.
Aparentemente todos nuestros hijos reciben las mismas oportunidades y sin embargo su alcance es distinto: su biología es diferente, sus genes son dieferentes, sus motivaciones y ganas son diferentes.
Pues toda esa variedad y más se da en las personas con síndrome de Down.Lo cual quiere decir que ponemos todo de nuestra parte (sin volvernos locos y neuróticos), aprovechamos las oportunidades, hacemos lo que podemos, y dejamos que el hijo avance y progrese.Pero es que eso, que parece fácil o sencillo, no lo es.
Nos exige estar alertas, conocer, estudiar, intentar, en definitiva, saber. Con equilibrio y sentido común, pero vigilantes. Medios hoy día no faltan con la cantidad de libros, revistas, conferencias, jornadas, cursos... y hasta portales de internet! A las páginas que antes le he recomendado, y en atención a la edad de su hija, me parecen excelentes los dos artículos profesionales de Sue Buckley que han salido en noviembre y diciembre de la revista virtual de Canal Down21.
Ofrece una visión longitudinal magnífica desde su excelente experiencia, que le puede orientar muy bien.
Mucho ánimo.
Un saludo muy cordial.
Jesús Flórez

#5419
Re: Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Mercedes

No me pongo la universidad como meta, porque no se la pongo a mis otras hijas.Pero entiendo que ellas tendran mas recursos, y veo a ese chico tan estupendo, y otros mas y pregunto: ¿que tengo que hacer?, que no sea porque lo he intentado. La universidad es algo secundario. Si para mi fue un triunfo que mi hija mayor aprobara la ESO sin repetir ningun curso.Pero lo veo tan dialogante, tan razonable, que digo, que no sea por nosotros. Claro, es lo excepcional.Seguramente yo pensaba que era mas facil.
Mercedes ()


#5422
Re: ¿NOS PONEN DEMASIADAS EXPECTATIVAS? Creado por Patricia

Primero déjame adherirme a todo lo ya contestado, pues estoy en un todo de acuerdo.
Por otro lado si nos ponen demasiadas expectativas, pues yo diría que es muy relativo y por suerte te las han puesto, en mi humilde opinión.
Paso a explicarte mi primera hija cuenta hoy ya con 25 años y portadora de S.D. mi segundo hijo es "convencional" si es que te gusta el termino y tiene 24 y el último 22 años ya.
Cuando ella nació pues no le colocaron ninguna expectativa, además de su patología asociada - es disminuída visual - más otras cosillas que gracias a la cartilla le fueron apareciendo en el camino, me olvidaba de su operación del corazón cuando no tenía todavía tres años de una comunicación interventricular.
Preguntarás porqué esperaron tanto, es muy simple, cuando entre mi marido y yo presionamos al cardiólogo para ver qué teníamos que hacer, pues era totalmente asintomática, él simplemente contestó: por supuesto que hay que operarla, pero mejor porqué no esperan a que muera, total "para qué".
Por supuesto jamás volvimos a tratarla con él, pero este señor sigue atendiendo y ni siquiera tiene expectativas, o si te gusta sus expectativas pasan por otro lado.
Ahora yendo al punto de que si pretenden un Pablo Pineda. Como bien ya lo han dicho uno pone todas las expectativas bien altas en nuestros hijos, yo las he puesto en los tres. Es más también colocamos nuestras frustraciones, aquello que no pudimos pero queríamos y se las pasamos a ellos como si viniesen a esta vida para cumplirlas a rajatabla,para dejarnos "supuestamente" felices".
Hace unos cuantos años ya intervine en este mismo foro y casi el mismo tema y fue cuando Pablo Pineda había terminado su carrera universitaria. Pues lamentablemente nuestros hijos no vienen a esta vida para eso ni mucho menos, aunque como aprender a ser padre se aprende siéndolo, nos damos cuenta algunos antes que otros y otros nunca.
Sigamos conversando sobre lo que nos convoca, nuestros hijos van a ser aquello que ellos quieran y los haga felices y nosotros trataremos de ser su referente, su guía. Yo he llorado una y mil veces por todo lo que no pudo mi hija con S.D. y ahora sé que no podrá jamás, por sus patologías asociadas, pero que hubiese sucedido si al nacer yo no hubiese pensado "qué tiene ella de diferente a las otras personas con S.D." y muy omnipotente en ese momento me contesté "pués me tiene a mí", qué hubiese sucedido si frente a toda su problemática, me hubiese quedado con las barbaridades que me decian, o sea puse "demasiadas expectativas", entonces ahora aunque me cueste mucho dolor, debo reconocer, que hubiese sido de ella si el horizonte no lo hubiésemos colocado bien alto, con el tiempo su problemática y ella misma nos marcó el camino.
Lo mismo con los otros dos, en esta sociedad esteticista, marketinera, donde se maneja el poder por el poder mismo, la única reflexión a la que llegué últimamente, es que veo que son buenas personas, con educación en valores, que uno sabe lo que quiere (o así lo cree), el otro todavía no, pero siguen siendo mis tres amados hijos y no han cumplido con ninguno de mis sueños, pequeñitos o no, porque son definitivamente o orgullosamente ELLOS y simplemente espero que cuando me vaya piensen bien de la "Vieja" y me recuerden con amor, se rían de las cosas con las que nos divertíamos y ya que se aproximan las fiestas, levanten una copa siempre y por un segundo brinden por mi (para sus adentros) y luego se diviertan, eso sí los tres juntos, ya otra flia. incluída, pero a lo loco, a carcajadas, porque así me divierto yo, y entonces como dice el dicho, solo muere aquel que es olvidado.
Patricia

4 comentarios:

mari dijo...

Yo creo que es inevitable tener expectativas, pero no solo con un hijo SD sino con cualquier hijo, todo el mundo quiere que su hijo llegue a lo más alto, independientemente de que tenga SD o no.

El problema de la mayoría de los padres (y yo hablo como hija porque no soy madre) es que quieren que sus hijos sean como fulanito o menganito, que hagan lo mismo que hacen los demás. Y eso no es así, cada persona es única y nadie tiene que ser igual que nadie, sino ser uno mismo. Tu hija no tiene que ser una Pablo Pineda en chica, tiene que ser Teresa y tiene que desarrollar el potencial como Teresa, no el potencial de Pablo, porque no es el mismo, al igual que yo no tengo el mismo potencial que mi vecina o que cualquier otra persona.
Creo que ese es el mayor error de muchos padres, independientemente de que sus hijos tengan SD: querer que sus hijos sean como el que más destaca. Cuantas veces no hemos escuchado a algun padre decir "ya podias ser como el hijo de fulanito que mira que notas saca" o "mira la hija de menganita lo bien que toca el piano, ya podias aprender tú"

Sin embargo yo no creo que presentar expectativas muy altas sea negativo, al contrario, yo creo que puede ser positivo, porque eso te anima a no conformarte y a luchar día a día. Creo que si a un padre que acaba de tener un hijo con SD le dicen: "tu hijo nunca aprenderá a leer, nunca podrá ir solo por la calle, nunca podrá escribir un libro", eso sí que es negativo, porque hará que muchos padres se hundan y no luchen y eso impedirá a sus hijos desarrollar su potencial. En cambio, si les dices que con mucho trabajo y esfuerzo, sus hijos es posible que aprendan a leer, es posible que puedan manejarse solos, puede ser que algun día tengan un trabajo, eso es muy positivo. Porque lucharán por conseguirlo, pero eso sí, siendo realistas y no queriendo que sus hijos sean como tal o cual.

Tu no te desanimes que creo que todos los padres se han hecho alguna vez esa preguna, mis padres también se la hicieron durante bastante tiempo. Centrate en que Teresa dé lo mejor de sí misma, pero sin fijarte en ningun prototipo, simplemente fijate en Teresa y ayudala a desarrollar todo lo que ella puede dar de sí, que estoy segura de que es mucho

La Sonrisa de Arturo dijo...

!Hola!
Tu hija tiene seis hermanas y media..que se van a encargar de ponerle las pilas...verás como ellas van a sacar a flote todo el potencial de Teresa.
No me parece lógico que un profesional intente "aborregaros" en cierta medida. Teresa es única y tu le preguntabas ¿como la exprimo?. Pues mira, me niego a que Teresa, o que mi hijo,crezcan desde el prisma de sus limitaciones. Es evidente que Teresa ahora tiene muchas, por sus problemas físicos, pero una vez que se ponga "cachas": tu hija es una más, olvídate de la palabra Down y a darle !caña!! eso le digo yo a los profes de Arturo.
Besos
Esther

La Sonrisa de Arturo dijo...

!otra cosa!
en mi blog he puesto una pestaña
autismo y TICS. Asistimos a unas jornadas.
Pinchando ahi tienes toda la información.Bueno, tengo que subir unos post y en unos días tendré videos del congreso.
El hecho es que ahí podéis tener información de un montón de soluciones informáticas para Teresa.
Lo titulé así, porque tienen que entrar desde el cole de Arturo, y gente que fue a las jornadas, pero se aplica a personas con cualquier discapacidad.
Teresa es pequeñita, pero asi tenéis una idea de las posibilidades.Además se que tu blog lo leen más papás con nenes con SD y no está de más que tengan la información.
Esther-

Anónimo dijo...

Hola,

Como siempre, escribo tarde en un post antiguo.

Sólo tenía una cosa que decir: ¿ese mundo en el que los niños con SD sean respetados y valorados en su justa medida, no será tener demasiadas expectativas?, ¿ese trabajo que nos satisfaga y nos mantenga no será pedir demasiado a la vida?, ¿y el tener un marido o una esposa que nos ame incondicionalmente no será exigirle demasiado?

Creo que Pineda es un ejemplo a seguir, pero unicamente eso: un ejemplo, no una meta. El estar insatisfecho, el no lograr los objetivos y el sufrir por no lograrlos es parte de la vida. Y espero que mis hijos tengan las expectativas altisimas, que se esfuercen por lo que desean, y por las personas que quieren, por lograr aportar algo bueno al mundo, lo mejor que tengan, si es posible.

No me gustaría que mis hijos fueran felices perezosos a los que nadie haga sufrir de buenos que son. Quiero que sean los más listos, los más buenos y los más fuertes del mundo. Ellos ya lo son y no voy a consentir que dejen de serlo porque tengan miedo a no llegar a cualquier parte. Ánder será más listo, más guapo y más fuerte que Pablo Pineda. Ya lo es ahora y no voy a dejarle que renuncie a serlo. Igual que mi hija es más guapa que Sofía Loren, más lista que Madame Curie y más triunfadora que Penélope Cruz. De lo que único que se van a arrepentir mis hijos es de lo que no hagan y de lo que yo me arrepentiré es de no haberles dado la oportunidad de hacerlo.

un abrazo,

el padre de ander